domingo, 1 de abril de 2018

Nueva Zelanda XIII – Al sur del sur

Se trataba de un día largo, con más kilómetros de lo habitual, ya que mi intención era llegar a Te Anau y partía desde el sur de Dunedin. Al final me entretuve demasiado en Kaka Point y en el faro que hay en Nugget Point, por lo que tuve que sacrificar la ruta hacia Invercargill y tomar otra más rápida.




No había carreteras, sino pistas de grava muy estrechas por las que además hay que conducir por la izquierda, algo que nunca me ha resultado difícil, ya que uno se acostumbra rápido. Además, apenas encontré tráfico en esta apartada región del mundo.




Las vistas del océano rompiendo contra las rocas junto al faro eran preciosas y las paradas para fotografiarlas, frecuentes, topándome siempre con la misma gente. Aún recuerdo a una simpática familia de israelíes que recorrían el país con una furgoneta.





Estamos muy al sureste de la isla del sur, en un paraje que me habría gustado ver con más calma, pero los días de vacaciones son escasos y uno tiene que conformarse. La tierra civilizada termina allí cerca, sin que nada se interponga hasta la Antártida.





Tuve tiempo, eso sí, para acercarme a ver unas cascadas que no andaban lejos de la carretera. El bosque es espectacular, al igual que los saltos de agua, que contemplé en absoluta soledad. Ha pasado casi una docena de años, pero recuerdo este viaje como si lo hubiese hecho ayer.





Aún me quedan fotos por mostrar de la carretera a Te Anau, pero las dejamos para otra ocasión.

16 comentarios:

nélida dijo...

Si todo el paisaje por la carretera es así de bello, está para no parar, o colgarse la mochila y con todo el tiempo del mundo, caminarlo, respirarlo, disfrutarlo.
Una preciosidad la costa y el bosque con sus cascadas.

Ela dijo...

Such a beautiful place and fantastic views !!
I hope you had a happy Easter !
Greetings

unjubilado dijo...

Creo que hemos estado en el mismo sitio, pero yo fui andando, solamente hay unos 19.500 km, que a golpe de ratón se recorren en un pis-pas.

Conchi dijo...

Hola Tawaki, las fotos del faro y el oleaje que rompe a sus píes son preciosas, un paisaje para contemplar durante horas y no me cansaría.

Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

Ambar dijo...

No me extraña que recuerdes el viaje como si lo hubieras hecho ayer, hay emociones que se quedan grabadas para siempre.
Un abrazo

Senior Citizen dijo...

Los paisajes preciosos, pero siempre que hablas de esos viajes en solitario por sitios poco frecuentados, me dan ganas de regañarte y espero que ya no los hagas.

Nélida G.A. dijo...

Qué bonito!
Me gustó mucho ese camino al faro y la tranquilidad que se respira a través de tus fotos, en especial las de la cascada que disfrutaste en el más absoluto silencio. Frente a frente con la naturaleza más bella.
No me extraña que hicieras más paradas de las programadas, esos parajes invitan a quedarse y observarlos un rato, disfrutándolos con tiempo.
Nos has llevado a un viaje lejano, que tal vez no conozca más que por fotos.
Gracias por compartirlo.
Un beso.

Tawaki dijo...

Nélida, Nueva Zelanda entera es una preciosidad, y el extremo sur es además agreste y solitario. El lugar perfecto para perderse durante unas semanas.

Ela, I did, visiting Switzerland with my parents. New Zealand is just awesome, a place I love with passion.

Un jubilado, ahora entiendo por qué estás en tan buena forma, caminando así no hay quien coja kilos.

Conchi, a mí me pasa lo mismo, que podría estar allí durante horas y horas, admirando la naturaleza y el paisaje.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Ámbar, fue mi primer gran viaje en solitario y no pude haber elegido mejor destino. Recuerdo bastante bien mis viajes, pero éste fue especial y le guardo un gran cariño.

Senior Citizen, agradezco tu preocupación, pero estos lugares solitarios y alejados del mundo también tienen su encanto. Es cuestión de ser prudente, y siempre hay alguien dispuesto a echarte una mano. Los accidentes pasan, lo sé, pero que me quiten lo bailado. Ahora me voy haciendo mayor y me da más pereza, pero estos son los viajes que más disfruto.

Nélida G.A., esa foto de la cascada está entre mis preferidas de todos los tiempos, precisamente por la tranquilidad que transmite. Me habría gustado disponer de más tiempo para disfrutarla, pero quedaban muchos kilómetros por delante. Nueva Zelanda es un rincón del mundo, pero ¡vaya rincón más bello!

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Mari-Pi-R dijo...

Estos viajes a lo solitario por estas carreteras casi desiertas resultan todo una gran exploración, me gustan los paisajes, comprendo que te pierdas en ellos.
Un abrazo.

Javier G. dijo...

Cuántas veces he pensado en la vida del farero; la soledad y tantas cosas dentro de ella.
Sinceramente, hubiera sido uno de mis deseos para hacer todas las cosas que casi no puedo hacer ahora.
Un viaje, como todos, digno de volver a vivir.
Saludos.

Rud dijo...

¡Nueva Zelanda! Es un sito al cual no he ido, espero poder hacerlo mientras tenga mucho ánimo, apreciado Tawaki.
Si la visita ha sido hace diez años, es probable que la Administración haya arreglado los caminos. Un material gráfico realmente hermoso. Mil gracias
Un abrazo

RosaMaría dijo...

Son unas fotos espectaculares, aunque todo estaba allí para que te lucieras y maravillaras. Los faros me fascinan y la inmensidad del mar es algo que no se cansa uno de mirar y apreciar, esté calmo o embravecido. Gracias, buenísimo viaje. Besos

ñOCO Le bOLO dijo...

·.
¡Que maravilla!. Lo de siempre, a tus estupendas fotos le añades el punto justo del deseo... deseo de estar en ellas.
Algunas de ellas tienen un cierto parecido con San Juan de Gaztelugatxe.

Un abrazo Javier

La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado

Almatina dijo...

Uau!!
Me encantan las cataratas y los faros, que raro ver ambos en fotos cercanas.

Tawaki dijo...

Mari-Pi-R, echo de menos esos viajes en los que había unas gotas de aventura, en los que conducía sin saber muy bien dónde terminaría durmiendo. Ojalá vuelvan.

Javier G., lo que dejamos para más adelante suele quedarse en el tintero. A mí la vida de farero me atrae por un par de días, pero luego seguro que echaba de menos alguien con quién conversar.

Rud, fue un viaje increíble. NZ es una joya natural que no te puedes perder si te gustan los paisajes apartados pero llenos de encanto. ¡Anímate! Yo estuve tres semanas y hubiese necesitado tres meses.

Rosa María, en ese día hubo un poco de todo. Ciertamente, una jornada para recordar, hasta el punto de que me gustaría volver por allí a pesar de la distancia.

ñOCO Le bOLO, tienes razón, recuerda a ese paisaje vizcaíno estando justo en las antípodas. Fue un viaje excepcional, el primero que hice en solitario.

Almatina, el paisaje es tan agreste que da para juntar ambas cosas, pero tienes razón, no es habitual que estén tan cerca.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.