domingo, 24 de septiembre de 2017

India XVI - Ranakpur

Hay quien visita la India saltando en avión de ciudad en ciudad. Si bien es más cómodo, creo que viajando de esa forma te pierdes el encanto del camino. Nosotros hicimos muchas horas de coche, pero pudimos ver maravillas como este templo en Ranakpur, que se encuentra a medio camino entre Jodhpur y Udaipur, en el Rajastán.




En la zona de Ranakpur hay varios templos; nosotros nos detuvimos para admirar el más famoso, el Templo jainista de Adinath.




Construido en mármol, carece de los colores de otros templos. Aquí la decoración es la propia piedra, finamente tallada, y podemos deambular entre más de 1.444 columnas, todas ellas diferentes.




Estuvimos una hora y se nos hizo muy corto, tantos son los rincones que merecen nuestra atención. Apenas da tiempo para recorrerlo entero, cuando el lugar requiere ser admirado con más calma.




Mires donde mires hay algún detalle que quieres fotografiar, sin olvidar echar un vistazo por encima tuya.




Fue un comerciante quien comenzó su construcción en el siglo XV, inspirado por un sueño. Después lo han ido restaurando hasta alcanzar su estado actual.







Los templos que vimos en la India son muy variados y cada uno tiene su encanto, pero éste es especialmente bonito. Había bastante gente, pero me las ingenié para que no saliesen en las fotos.

10 comentarios:

unjubilado dijo...

Hay algo que no me cuadra, algunos de los indios que yo conozco son Toro Sentado, Caballo Loco, Gerónimo... pero las estupendas fotos no se ajustan con lo que probablemente se podría ver en el techo de un "Tipi" de las Grandes Llanuras. ya que estos se podían desarmar y embalar con rapidez cuando la tribu lo determinara.
Me das envidia con los países que has visitado, cuando me reencarne, dedicaré mucho más tiempo a viajar por todo el mundo.
Saludos

silvia de angelis dijo...

Immagini straordinariamente belle e intense, d'un paese affascinante e misterioso
Un saluto,silvia

Nélida G.A. dijo...

¡Qué bonito!
Gracias por compartirlo.
Hicieron bien en no trasladarse en avión sino en coche, seguro que es la opción más cansado pero la parte buena es que puedes disfrutar mejor de las cosas que median entre un destino y otro.
El templo es precioso, mira que ese comerciante tenía sueños bonitos.
Sigo XV y más de 1.444 columnas diferentes.
Me encantaron las fotos (en grande mejor) y he calculado que necesitaría una hora por cada 10 columnas, para recrearme en cada detalle. Cuánto amor y esmero puesto en los detalles, es increíble.

RosaMaría dijo...

Puro arte y dedicación, veré de qué año son. Impresionantes esculturas dignas de un gran escultor, que tal vez ni se conozca en la actualidad. Estoy deslumbrada, más que un templo parece un museo de esculturas. Gracias, nuestro viaje ha sido muy interesante, a ver con que vemos en la próxima. Beso

Senior Citizen dijo...

El mármol parece de encaje... Esto merece verse en una pantalla mayor que la que tengo en este momento.

Conchi dijo...

Hola Tawaki!! he regresado de la India hace unos días y todo lo que he visitado me ha encantado, pero son tantos los templos, palacios, fortalezas por ver, que no da tiempo a muchas visitas, ya que hemos estado solo 10 días. tu fotos de este bello templo son espectaculares. Gracias por compartirlas.

Un abrazo.

Una mirada... dijo...

Un sueño fabuloso el de ese comerciante y una realidad que, si en las fotos atrae, in situ tiene que transportar al visitante a otra dimensión.

Qué buen hacer creativo el de talladores y constructores que ha perdurado para que, pasados los siglos, los ojos sigan gozando de esas estructuras.

Tawaki dijo...

Un jubilado, nunca pretendo dar envidia, sino mostrar a la gente que hay lugares excepcionales. Para viajar hacen falta tiempo y dinero, pero sobre todo ganas. El tiempo supongo que lo tienes, y el dinero no es tanto, ya que hay viajes relativamente baratos. Claro que eso depende de cada uno. Ojalá puedas ver más sitios sin tener que reencarnarte. Es curioso cómo la palabra indio se presta a la confusión entre los habitantes del subcontinente asiático y los de las grandes praderas. Un fallo.

Silvia de Angelis, el viaje a la India fue espectacular. Por la cultura, por los paisajes, por los monumentos o la comida. Muy recomendable.

Nélida G.A., me gustaría volver a revelar las fotos, ya que ahora no me quedarían tan oscuras, pero la belleza del lugar es tanta que impresiona. Ojalá hubiese tenido más tiempo para sacarlas con calma. Sí, fue más cansado, pero es la mejor forma de conocer el país.

Rosa María, el templo es una auténtica maravilla en el que no sabes dónde posar la mirada. Te impresiona su grandiosidad, pero luego te fijas en los detalles y te quedas sin aliento.

Senior Citizen, afortunadamente los blogs nos permiten revisar fotos y entradas, ya que de momento no se borran. Ojalá puedas apreciarlas con más calma y detalle.

Conchi, la India es enorme y tiene tanto que ver que hacen falta estancias prolongadas, pero espero que al menos hayas podido apreciar esta cultura tan diferente a la nuestra. Espero con ganas las entradas que puedas publicar referentes al viaje. Seguro que me gustan mucho.

Una mirada, allí dentro te sientes empequeñecido, sin saber dónde posar los ojos y deseando fotografiarlo todo para poder apreciarlo años después. Lástima que tuviésemos tan poco tiempo, pero creo que lo aprovechamos bien. El trabajo en la piedra es simplemente fascinante y creo que la falta de colorido lo realza, haciendo que nos fijemos más en él.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

nélida dijo...

1.444 columnas y todas distintas?! guuuaauuu
Es bellísimo, debe ser para pasarse el día entero observando esa maravilla.
Otra cosa bonita que tiene, es que parece circular poca gente.
Me encantóoo

Tawaki dijo...

Nélida, e una exageración. No sé cuántas horas, días más bien, hacen falta para admirar este templo en detalle, pero seguro que son muchos. Había gente, pero ya sabes que no me gusta sacar bichos en mis fotos, je,je. Es una maravilla de lugar. Muchas gracias por la visita y el comentario.