martes, 14 de marzo de 2017

Vietnam III – Bahía de Halong

El mundo está lleno de lugares maravillosos que nadie conoce y a los que no se da ningún protagonismo. No es el caso de la bahía de Halong, popularizada por las revistas de viajes y por varias películas en las que ha aparecido. Es, por lo tanto, imposible acercarse a ella sin un conocimiento previo, sin unas expectativas muy altas.
En nuestro caso, habíamos leído varios blogs y nos habíamos informado con detalle en la agencia, decantándonos por pasar dos noches a bordo del barco. Resulta que mucha gente se limita a la excursión de un día, mientras que otros optan por dormir una noche. Quedarte más tiempo te permite alejarte más y llegar a rincones en los que disfrutar prácticamente a solas del paisaje. Depende de lo que andes buscando, pero para nosotros era la mejor opción y es la que recomiendo.




Otro tema a tener en cuenta es el tamaño del barco. Nosotros queríamos algo pequeño y terminamos compartiéndolo con otros ocho pasajeros: dos canadienses, dos neozelandeses, dos estadounidenses y dos daneses. Tuvimos suerte, nos caímos bien de inmediato, compartíamos un idioma común y lo pasamos en grande.



Son muchos los barcos que zarpan a la misma hora, pero la organización es perfecta, y antes de que te des cuenta ya vas camino de esos islotes rocosos tan particulares. Lo que para nosotros es una aventura, para la tripulación es sólo un viaje más, pero lo viven como si fuera el primero y te transmiten su ilusión.
Impacientes, interrumpíamos el almuerzo cada dos por tres para sacar alguna foto desde la cubierta.




La bahía es grande, tiene unos 1.500 km2 y a pesar de que hay muchos barcos, estos se dispersan lo suficiente para no molestar. De hecho, no hay más concesiones, con la idea de ir reduciendo su número y el impacto del turismo. Veremos si lo consiguen.
Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994, forma parte de las siete maravillas del mundo, clasificación algo cuestionable en mi opinión, sin restarle por ello ningún mérito a su innegable belleza. Hay más de 2.000 islotes, la inmensa mayoría deshabitados.




Llegamos con un cielo algo nublado, pero apenas cayeron unas gotas, y esa misma tarde disfrutamos de un paseo en barca y de un buen baño bajo un cielo más despejado. Es invierno y el aire no está del todo claro, sin embargo.


Con los chalecos puestos, ya que se toman en serio la seguridad, pudimos admirar de cerca estas formaciones rocosas, atravesando algún túnel que nos llevaba a zonas más aisladas y tranquilas.





Luego pudimos darnos un chapuzón. El agua estaba caliente, y tan salada, que era fácil flotar sin esfuerzo. Me hubiese quedado allí horas.
En Vietnam anochece relativamente pronto en noviembre, y tuvimos que darnos prisa para disfrutar de las vistas desde el barco antes de ir a cenar.





He mezclado las fotos, que corresponden a varios días. De ahí que luzcan tan diferentes, tan pronto con un cielo cubierto de nubes como con un sol radiante.

13 comentarios:

Conchi dijo...

Hola Tawaki: despiertas en mí envidia sana por hacer un viaje tan fantástico. Tus fotos son preciosas y unos paisajes verdaderamente deliciosos.

Saludos.

Mari-Pi-R dijo...

Todo es naturaleza, que belleza la suya, me alegro de tu publicación ya que fue un lugar el cual no visité cuando estuve en Vietnam.
Un abrazo.

Javier G. dijo...

Alucinante paisaje marino con mogotes calizos tan verticales. Espero que los animales que habitan esos bosques estarán algo más protegidos por la inaccesibilidad de su roca.

Saludos.

unjubilado dijo...

Buscando más información he encontrado esta leyenda : Según la leyenda local, hace mucho tiempo, cuando los vietnamitas luchaban contra los invasores chinos provenientes del mar, el Emperador de Jade envió una familia de dragones celestiales para ayudarles a defender su tierra. Estos dragones escupían joyas y jade. Las joyas se convirtieron en las islas e islotes de la bahía, uniéndose para formar una gran muralla frente a los invasores, y de ese modo lograron hundir los navíos enemigos. Tras proteger su tierra formaron el país conocido como Vietnam. Ha Long significa «dragón descendente», un nombre que procede de una leyenda local.

Según otras versiones, las joyas eran perlas y la bahía fue creada cuando el dragón se lanzó al mar; al caer agitó la cola y ésta golpeó la tierra ocasionando profundos valles y grietas que acto seguido inundó el mar.

Tawaki dijo...

Conchi, Vietnam es un país barato y el viaje cuesta menos de lo que se podría pensar. Luego, claro está, depende de lo que uno quiera hacer, porque hay precios para todos los gustos.

Mari-Pi-R, me gusta todo, pero si tengo que elegir me quedo con la naturaleza, y es inevitable que sea la protagonista de mis entradas. Esta zona de Vietnam nos gustó especialmente.

Javier G., apenas vimos animales, aunque imagino que estarán a sus anchas en las islas más deshabitadas. Los turistas vamos en masa a un par de puntos y el resto queda para ellos y para algunos locales.

Un jubilado, me acabas de pisar lo que tenía preparado para otra entrada, ja,ja. De todas formas lo contaré como tenía previsto. Me alegra que te haya impulsado a investigar por tu cuenta, algo que por otra parte haces habitualmente. Los dos sentimos curiosidad por lo que no conocemos, y eso es bueno.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Senior Citizen dijo...

Con cielo con nubes o con un sol radiante, las fotos son magníficas y el sitio digno de verse.

Teca M. Jorge dijo...

Ainda bem que a maior parte das ilhas não está habitada nem afetada pela presença humana. Bonitos paredões de calcário entre verde e mar... precioso passeio... e belíssimas fotografias.
Um beijo

nélida dijo...

Ufff que belleza!!! El agua se ve tentadora. Y el hombre presto a flotar bien tostado jajaja.
Besos

Nélida G.A. dijo...

Ciertamente son paisajes que todos reconocemos aunque sea por fotos o catálogos.
Muy buena idea la de pernoctar en el barco y de esa manera poder alejarse a enclaves que de otra manera no llegarían y con menos gente alrededor.
Las fotos son preciosas, el lugar es imponente y de una belleza máxima.
Si además la tripulación está tan motivada y orgullosa del lugar como para compartir y transmitir su ilusión, es todo un lujo!!
Fíjate que tuve la sensación de que habían fotos de distintas cámaras, al llegar al final de tu entrada dices que se tomaron en diferentes días. Será eso.
¡Se te ve muy bien, amigo! Y cuánta felicidad encierra el momento captado, no puedes negarlo!
Un beso.

Laura. M dijo...

Ya lo creo que sí, y por compatirlos. No sé si iré algún día Javier. Pero viendo tus fotos dan ganas. Las fotos preciosas, más la 10, 15 y 20 :))
Buen viaje hicistes amigo.
Besos.

Tawaki dijo...

Senior Citizen, puede decirse que es un sueño cumplido. Y con creces, ya que fueron unos días muy intensos, muy bien aprovechados. Ahora, a por el siguiente.

Teca, es una parte del paraíso. Alguno lo buscan infructuosamente por ahí lejos, otros creen que lo perdimos, pero lo cierto es que lo tenemos ahí, al alcance de la mano.

Nélida, después de varios meses sin ver el sol aquí en Suiza, los primeros rayos me dieron bien. Menos mal que siempre tengo lista un poco de melanina. Los paisajes de esta parte del mundo son increíbles.

Nélida G.A., no se te puede engañar, ja,ja. Hay tres cámaras involucradas, quizás cuatro, con el añadido de que yo tiro en RAW mientras que mi amiga suele disparar en jpg. Eso hace que el balance de blancos no sea uniforme. El lugar es precioso, pero me quedo con la experiencia de haberlo vivido en plenitud. Tuvimos mucha suerte.

Laura M. en moto son unos cuantos kilómetros je,je, y atravesando zonas conflictivas. En serio, quizás puedas subir a un avión y visitarlo, quién sabe. Desde luego, el lugar merece la pena, por los paisajes, la gente y la gastronomía.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

ñOCO Le bOLO dijo...


Increíbles lugares que sí, que conocíamos por algunas películas pero... el estar in situ no tiene precio.
Desde luego, tus viajes siempre NOS merecen la pena. Contigo vamos a donde, casi sin duda, nunca iremos algunos de nosotros.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

jesus alvarez dijo...

Sin duda el mundo esta lleno de lugares maravillosos, estos que nos presentas son un claro ejemplo, que pena no tener ni tiempo ni medios para estar siempre viajando, un gran trabajo fotografico sin duda, saludos y feliz semana.