jueves, 2 de marzo de 2017

India XV - Castle Mandawa

Éramos unos recién llegados a la India y sólo habíamos pasado una noche en un hotel bueno, pero funcional, en Delhi cuando llegamos a Mandawa, una pequeña población en la que tuvimos las primeras pinceladas de exotismo.

Nos llevó más de cinco horas recorrer los 300 km, ya que en la India no es prudente correr demasiado, bien por el intenso y alocado tráfico, bien por los animales que se puedan cruzar en la calzada.

Esa noche, íbamos a alojarnos en un antiguo fuerte, un palacio más bien, que había sido dividido en dos. Mientras una mitad estaba abandonada a su suerte, habían acondicionado la otra como un hotel de lujo, el primero de una cadena, en 1978.


Estamos en la parte noroeste de la India, no demasiado lejos de la frontera con Pakistán, en una región semi-árida conocida como Shekhawati, y dedicamos la tarde a visitar la población, justo antes del ocaso.

Otro día os enseño Mandawa, porque hoy nos centramos en este palacio de casi trescientos años de antigüedad (construido en 1755).






Pasillos y más pasillos, con una decoración recargada pero preciosa nos condujeron a una habitación inmensa que se encontraba al final del edificio.






Una mosquitera nos protegía de bichitos como el que estaba posado en el marco de la puerta (se puede comparar con el dedo de mi valiente amiga…)


A la mañana siguiente, camino del desayuno, atravesamos varios patios y salones.










Observamos la piscina desde lejos, sin tiempo para disfrutarla. Me pregunto si llegará un día en el que deje de ser turista para convertirme en viajero y pueda disponer de más tiempo.


20 comentarios:

Ligia dijo...

Una maravilla, sin duda, tiene gracia lo de ser turista en vez de viajero... Abrazos

Giga dijo...

En un lugar hermoso que eras. Me encanta la decoración de las paredes. El tamaño de un insecto mí un poco de miedo. Saludos.

Mari-Pi-R dijo...

Me gustaría poderme hospedar en un palacio como este tan solo por los mosaicos y sus decoraciones, que estupendo!.
Un abrazo.

jesus alvarez dijo...

Que lugar tan impresionante tiene que ser la India para visitar, excelente trabajo fotografico, saludos y feliz semana.

Teca M. Jorge dijo...

Mosaicos muito bonitos que enfeitam as paredes decorando de cores e formas um espaço tão exótico... presença inusitada de um pequeno bicho que vai saber se ao picar poderá deixar marcas patológicas...
Um beijo, viajante

ñOCO Le bOLO dijo...


A nuestros ojos ese palacio parece de las mil y una noches. N hay más que ver la cantidad de salas y profusa decoración.
Es un placer viajar contigo. De veras.
Las fotos, como siempre, estupendas.

un abrazo

· LMA · & · CR ·

unjubilado dijo...

Con semejante palacio, ¿no os ponían a vuestra disposición un carrito de golf para desplazaros por todas las estancias?, o quizá para huir de semejante "bicho" que como te alcancé y se ensañe contigo cuando te decidas a beber, se te escapa todo el líquido por los agujeros.
Las fotos preciosas.

Nélida G.A. dijo...

Hola "viajero", lo conseguirás. Mientras, ser turista es un lujazo.
El hotel es precioso, se ve en tus fotos y en el enlace que nos dejas.
Pero te hace pensar verdad? Qué de extremos hay en La India. Términos medios muy pocos.
Gracias por compartir.

nélida dijo...

Además de la belleza del hotel, que parece una galería de arte en sí mismo; lo que llama mucho mi atención es que dejen al olvido la otra mitad. ¿Tenés idea a que se debe?
El bichito parece un tipo de abeja, será? Y tu amiga si que es valiente!!!
Beso

Frine Laena dijo...

falta lord jim sentado tomando un wiskie por allí

Ambar dijo...

El hotel es realmente impresionante. Tu amiga es valiente porque el bicho era más bien grande y con aspecto de estar bien alimentado.
Ser viajero en lugar de turista es un sueño que seguro que tu conseguirás.
Besos

Javier G. dijo...

Arte por doquier en esta cultura tan trabajada, me encanta todo el conjunto arquitectónico en general.
El bicho es una avispa y bien gorda pero, como todos los bichos, si no se les molesta no actúan contra nadie.

Saludos.

Senior Citizen dijo...

¿Se sabe que uso tuvo antes este palacio? ¿A quien perteneció?

RosaMaría dijo...

Maravilloso e impresionante, tanta magnificencia y tanto arte, en fin, un placer poder disfrutarlo a través tuyo. el insecto es realmente raro y posó muy bien. Beso.

Conchi dijo...

Hola Tawaki, me encanta tu blog, tus preciosas fotos y como lo describes todo. Con tu permiso me quedo por aquí. Si te apetece pásate por el mío.

Saludos.

Tawaki dijo...

Ligia, ya me gustaría ser viajero. Sería señal de que puedo quedarme el tiempo que desee, en vez de volver corriendo de vuelta.

Giga, la decoración es preciosa, ¿verdad? Se nota que han cuidado todos los detalles.

Mari-Pi-R, querer es poder. Todo es cuestión de proponérselo.

Jesús Álvarez, lo es, por la cultura, la gastronomía, la arquitectura... Es un viaje del que guardo muy buenos recuerdos.

Teca, menos mal que el bicho iba a lo suyo... Si no llega a picar terminamos en el hospital, ja,ja.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

ñOCO Le bOLO, lo mejor es que está apartado de las rutas turísticas, así que lo tuvimos prácticamente para nosotros solos. Una experiencia preciosa. Lástima que solo nos quedáramos una noche.

Un jubilado, la verdad es que teníamos que ir dejando migas de pan por los patios y pasillos.

Nélida G.A., muy cierto, en la India hay una desigualdad enorme, aunque yo creo que se da más en el sur y en las grandes ciudades. En Rajastán nos pareció que tenían un nivel de vida bastante aceptable, aunque habrá excepciones, claro. Confío en llegar a viajero. Mientras, como dices, a disfrutar.

Nélida, al parecer dos hermanos heredaron el fuerte y mientras uno dejó abandonada una mitad el otro montó un hotel impresionante. Mi amiga es más valiente que yo, ja,ja.

Frine Laena, leí Lord Jim, aunque sospecho que al libro le faltaban páginas, porque la historia termina de una forma bastante brusca. Desde entonces tengo pendiente retomarlo. Habría estado bien compartir un whisky con él.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Ámbar, ojalá lo consiga, porque llegar a estos sitios y poder disfrutarlos solo una noche es una lástima. Todo se andará.

Javier G., la pobre avispa estaba tan tranquila, posando para la foto. La decoración es fantástica, hasta el punto de quo no sabe adónde mirar.

Senior Citizen, fue construido en el siglo XVIII por una familia que gobernaba la zona, a modo de fortaleza y palacio a la vez.

Rosa María, el hotel es de los más bonitos que conozco. No me habría importado quedarme unas cuantas noches más, pero había que seguir viaje.

Conchi, bienvenida, me alegro que te guste. Encantado de que pases por aquí.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Laura. M dijo...

Me gusta saltar contigo de una parte del mundo a otra menudo hotel. Menudos bichitos hay por allí. No corras que te llegará el día que seas viajero más que turista, todo llega amigo y antes de lo que pensamos
Besos.

Tawaki dijo...

Laura M., intento que el blog sea variado y por eso no sigo un orden ni cronológico ni geográfico. Espero no volveros locos. No tengo prisa por envejecer, sí por convertirme en viajero, pero es complicado tener lo uno sin lo otro. Es verdad. Un beso.