miércoles, 29 de junio de 2016

Eslovenia VI – Castillos de Rajhenburg y Podsreda

Toca hoy una etapa más de mi viaje a Eslovenia, allá por la Semana Santa de 2009, la que nos lleva al Castillo de Podsreda por unas carreteras secundarias muy tranquilas, que atravesaban inmensos campos de flores bajo un sol suave, en una primavera aún incipiente.


Primero hice una parada en un castillo que parecía estar abandonado, el de Rajhenburg. He buscado información sobre él y parece que lo han restaurado, porque cuando estuve yo parecía estar cerrado y no había nadie para enseñarlo.





El castillo en sí se remonta al siglo IX, aunque la construcción actual es del XVI. Cercano a Brestanica, es sede de varias salas de exposiciones además de tener un salón para banquetes de bodas y un café.

A finales del siglo XII acogió una comunidad de monjes trapenses que producían chocolate y licores, pero los alemanes lo convirtieron en 1941 en un centro de deportación de eslovenos. Se calcula que 45.000 personas pasaron por aquí camino del exilio. Tras la SGM fue transformado en prisión de mujeres.



Tras esta breve parada, seguí camino hacia el Castillo de Podsreda, que se encuentra a unos veinte minutos de aquí, muy al este del país.






El castillo, que entrevemos desde una de las curvas de la carretera, data de mediados del siglo XII y es una de las construcciones románicas mejor conservadas de Eslovenia. Tiene una torre defensiva, y una capilla también románica. 





En el momento de mi visita lo dedicaban a exposiciones temporales.




Dada su posición elevada, domina el valle, y las vistas son bonitas.



Guardo muy buen recuerdo de la visita. Si bien no parecen muy acostumbrados a recibir mucho turismo, al menos cuando estuve yo, los eslovenos son gente muy amable y tranquila.

14 comentarios:

Alí Reyes dijo...

Con todo y lo bello...La historia es terrible. Mucho sufrimientos en esos pueblos subyacente bajo un castillo en primavera

Senior Citizen dijo...

Tiene que ser una gozada visitar un sitio con pocos -o ningunos- turistas. El otro día, en un artículo de un periódico local, leí que para que promover el turismo si en Granada no cabe un turista más.

Mari-Pi-R dijo...

El emplazamiento del castillo es sublime, me imagino que a pesar de los tiempos podían disfrutar de las bonitas vistas del campo.
Un abrazo.

unjubilado dijo...

Casi sin darme cuenta viajo de unas montañas nevadas a unos paisajes idílicos llenos de verdor.
Eso si, los nombres son fáciles de pronunciar y se quedan en la memoria casi sin darse cuenta, Jungfraujoch y Rajhenburg y Podsreda.
¿Seguro que no se te han escapado los dedos por el teclado y han pulsado donde han querido?

Tawaki dijo...

Alí Reyes, la historia de Europa es la de una batalla tras otra, y Eslovenia está justo en el centro, por lo que también estuvo expuesta. Los desmanes de la SGM fueron terribles.

Senior Citizen, lo es, en Semana santa, con un país relativamente desconocido entonces para el turismo, me sentía casi como un explorador del siglo XIX. Hay que promover el turismo de calidad, que es el que de verdad aporta.

Mari-Pi-R, las buenas vistas en este país se suceden sin interrupción. es un país pequeño, pero muy verde y muy bonito.

Un jubilado, ya sabes que lo mío es saltar de un lugar a otro. Lo de los nombres fue la leche. Ya nada más entrar tuve problemas para comprar la viñeta para poder circular. Entonces, poca gente hablaba inglés, y mi conocimiento del idioma local era nulo. Al menos con el alemán me puedo defender.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Charles de Batz dijo...

Tiene razón unjubilado: lo mismo me ha pasado a mí, y vengo temblando de frío de las alturas del Jungfraujoch a este recorrido lleno de una hermosura más plácida, bucólica y acojedora... !Con la de cosas que han pasado hasta hace bien poco por ahí!

Nélida G.A. dijo...

Nunca he estado en Eslovenia.
Tus fotos me gustaron mucho, pero lo primero que llamó mi atención fue el buen tiempo que pillaste en esa parte del país Semana Santa, con respecto a tus otras entradas sobre Eslovenia del mismo viaje se nota la diferencia. Claro que la orografía del país es muy variable y su clima, por ende, también.
Los lugares con historia me encantan y visitar Castillos es parte de esa historia y una bonita manera de conocerla.
De Eslovenia siempre tengo en mente un castillo, "Predjama" se llama, no sé si lo llegaste a visitar. Una vez vi una foto del lugar y me pareció tan bonito y espectacular, con ese suelo donde se asienta y construyó, desde un lugar rocoso a un precipicio a más de 100 metros de altura.
Pues lo dicho, tu entrada muy bonita. Gracias por compartirla!!!!!
Un beso.

Teca M. Jorge dijo...

Castelos que nos contam histórias e belezas que nos envolvem... Eslovênia tem algo de precioso, verdade? Bela reportagem, como é do seu costume...
Um beijo

Laura. M dijo...

Historias buenas y menos buenas tienen siempre estos castillos.
Buen hoja de ruta y estupendas fotos sin aglomeraciones.
Un beso.

nélida dijo...

Precioso recorrido.Las paredes del castillo me recuerdan a las paredes de la biblioteca por su espesor; aquí las nuestras están inundadas en agua, una pena.
besos

Noushka dijo...

Hola amiga!
No conozco Eslovenia. La arquitectura parece austera pero impresionante!
Un reportaje muy interesante y paisajes magníficos!
Gracias por tu visita :)
Abrazos y buena fin de semana

Tawaki dijo...

Charles de Batz, es que habitamos un planeta muy diverso, en el que no hay que moverse demasiados kilómetros para cambiar radicalmente de paisaje. Somos muy afortunados.

Nélida G.A., pues te iba a encantar este país pequeño pero tan verde. Conozco el castillo al que te refieres, pero sólo lo vi por fuera. Leí que era mejor la vista desde fuera que el interior y decidí dedicar el tiempo a otra cosa. Es impresionante, agarrado a la pared de roca como está. Sí, Eslovenia tiene una parte muy montañosa y otra de colinas suaves llenas de pastos y de flores. Es una preciosidad.

Teca, un país de cuento, en el que han sucedido todo tipo de historias, no todas aptas para niños...

Laura M., apenas encontré turistas en esa época del año. Imagino que la mayor parte de ellos se concentran en los meses veraniegos.

Nélida, espero que al final lleguen los fondos para salvar vuestros libros, si no en esa biblio, en otro lugar. Es una pena que todo ese conocimiento se pierda.

Noushka, son castillos hechos para guerrear, y no palacios como hay en otras partes de Europa. Eslovenia es un país precioso, seguro que te iba a gustar.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

RosaMaría dijo...

Qué bonito paseo hemos hecho... me encantó el prado, el valle y también la visita al castillo que está muy prolijo y pintado, se ve que lo mantienen bien. Ahora sí, cuánta historia entre esas paredes, cuánta gente sufriendo.Gracias por algo tan ilustrativo y por tan buenas fotos. Abrazo

Tawaki dijo...

Rosa María, la historia de Europa está plagada de luchas internas además de logros inauditos, y es corriente encontrar lugares que han sido testigos de estos hechos. Al menos aquí, en Eslovenia, el paisaje es amable con el visitante, y el viento parece haber barrido los desastres de las guerras. Un abrazo.