jueves, 3 de septiembre de 2015

Mariposa Grove II

Dejamos atrás las multitudes, que me molestan más por su actitud egoísta que por su número, y nos adentramos en la parte alta del bosque. Sólo hay que caminar un poco más, pero debe ser que las guías no lo mencionan en su primer párrafo, porque de repente nos encontramos solos. De vez en cuando vemos a alguna pareja admirando los árboles.

También ayuda mucho que el tranvía que usualmente recorre esta zona no esté en funcionamiento. Al final ha sido una suerte llegar pocos días antes del cierre por mantenimiento.

En esta zona no hay uno, sino muchos senderos, así que si pensáis abandonar el principal os aconsejo que llevéis un buen mapa. De todas formas, no es fácil perderse. Se debe circular por los senderos, ya que al tener las raíces tan superficiales podemos dañarlas al caminar cerca de los árboles.

Nos topamos con estos mule deer, llamados así porque tienen las orejas parecidas a las de las mulas. Estuvimos junto a ellos un buen rato sin que se asustaran.




En este bosque hay varios centenares de sequoias, de varias edades y tamaños. El Washington Tree es el mayor de toda esta zona.


Mientras que la Faithful Couple creció tan junta que sus troncos se unieron en la base.




Otro ejemplar notables el Clothespin Tree, llamado así porque parece una pinza de colgar la ropa. En este caso, el hueco es natural y ha sido causado por el fuego. Según la Wikipedia, una camioneta podría atravesarlo.


Llegamos entonces al Telescope Tree, una sequoia a la que los sucesivos incendios han dejado completamente hueca sin que eso le impida seguir viviendo.

El Columbia Tree tiene el honor, con sus 87 metros, de ser el más alto de este bosque maravilloso que no deja de sorprendernos.







Alcanzamos el Fallen Tree antes llamado Wawona Tree, que cayó en 1969 cuando se le estimaba una edad de 2300 años.



Llegados a este punto fuimos bajando hacia el museo, que estaba cerrado, donde hay una fuente en la que poder reponernos del intenso calor. Desde allí continuamos deshaciendo camino hasta llegar al aparcamiento y el shuttle.







Al consultar la Wikipedia para completar esta entrada veo que nos dejamos varios árboles, como el Galen Clark Tree, sin ver, pero es que los senderos son demasiados y no todos están indicados. Habrá que ver cómo lo dejan cuando terminen las obras.

16 comentarios:

Caminarsingluten dijo...

Las multitudes, no suelen adentrarse mucho, no suelen caminar mucho, y por suerte para vosotros pudísteis admirar esta maravilla casi en solitario.

Continuar con vuestros viajes.

Abrazos

Ana y Víctor

Senior Citizen dijo...

Impresionantes esos árboles. Nosotros tenemos en la provincia unos más modestos, pero que están más cerca.

Alí Reyes dijo...

Gracias por presentarnos estos gigantes tan de cerca

Abril Sampere dijo...

Qué maravilla lo que compartes, uno desde las imágenes ya se admira, es de imaginar a pequeñez que siente un humano ante la presencia de estos gigantes naturales. Besos

Mari-Pi-R dijo...

Esto es lo bueno de los parques nacionales que te puedes encontrar con algunos animales que no verías de otra forma.
También es cierto que si uno no sigue los senderos indicados se puede perder muy fácilmente por la extensión inmensa del terreno.
Buenas fotos que me han hecho recordar.
Un abrazo.

unjubilado dijo...

Realmente me gustaría ver in situ estos árboles ya que cuando fotografío alguno muy grande en el pirineo, haya, pino, pino abeto, nogal, luego al ver la foto no parece tan grande como en la realidad. No obstante me tendré que conformar con las maravillosas fotos que tu nos vas enseñando.

Teca M. Jorge dijo...

Mais do que palavras, eu tenho muito sentimento para exprimir o que vejo por aqui... uma beleza sem tamanho.

Um beijo.

Tawaki dijo...

Caminar sin gluten, también ayudó el que con su cercano cierre algunas cosas como el tranvía o el museo estuvieran fuera de funcionamiento. Creo que en el fondo tuvimos mucha suerte.

Senior Citizen, de Sierra Nevada a Sierra Nevada. No sabía de estas sequoias en Granada y habrá que ir a verlas algún día. Buenas explicaciones las del vídeo. algún día me gustaría conocer las de la costa, también en California.

Alí reyes, es un placer presentar a amigos tan imponentes.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Abril Sampere, gigantes y vivos, no sé qué impresiona más, pero es todo un lujo pasear junto a ellos.

Mari-Pi-R, por eso recomiendo compra un buen mapa si uno piensa aventurarse, no sea que la excursión se convierta en una pesadilla. A la Naturaleza hay que respetarla.

Un jubilado, también puedes bajar a Granada y ver los que Senior Citizen ha enlazado. Descubrirás que es cierto lo que dices, una foto no transmite lo mismo que verlos en directo.

Teca, es verdad, no hay palabras que puedan describir fielmente estas emociones.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

nélida dijo...

Los mule deer parecen ciervos que en vez de crecerles cuernos, le crecieron orejas, quizá éstos sean una nueva generación pacificista :) que por cierto son bellos.
No deja de maravillarme la altura, de sorprenderme su debil raíz, de ver en tus últimas fotos, cómo intentan ganarse el cielo.
Como no sentirse chiquito a su lado. Precioso.
Abrazote

Javier G. dijo...

Impresionante el ejemplar marcado por el incendio. Espero que aguante así durante muchos años más y no tenga la mala fortuna de enfrentarse a un viento mortal que lo tumbe.
Son árboles realmente fantásticos y asombrosos.

Saludos

RosaMaría dijo...

Qué maravilla! Vale decir que parecen ser muy fuertes, dado los años que tenía el que cayó. No habrá vientos fuertes por allí. Son impresionantes! Los mule deer son encantadores y las fotos fantásticas. Beso

Tawaki dijo...

Nélida, imagino que los machos tendrán cuernos, aunque no vimos ninguno. Lo de la generación pacifista me gusta, ja,ja. Creo que las raíces son suficientes siempre que las condiciones sean las adecuadas y en cualquier caso tardan muchos años en adquirir ese volumen y crecer tan alto.

Javier G. son muchas las que tienen marcas no de uno, sino de varios incendios. Algunas hay completamente huecas y aún en pie.

Rosa María, fue una visita encantadora. Sientes que estás en un lugar especial, casi único en el mundo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Nélida G.A. dijo...

Qué maravilla.
Me repito, al igual que la anterior entrada, en decir que tus fotos me inspiran mucha calma y paz. Me hacen sentir que estoy realmente en esos senderos, viendo lo mismo que tú, ese precioso sitio. Y sintiendo el lugar, esos árboles, el silencio (fundamental en un lugar así para que sea perfecto) respirando naturaleza y el paso del tiempo, etc....
Me gusta mucho. Me da calma y ganas de irrrrr. jeje.

Un beso.

Laura. M dijo...

Con tranquilidad da gusto recrearse en los paisajes. Un lugar precioso.
En Monfragüe, el parque Nacional de Cáceres, a veces también te encuentras los ciervos ;)
Buen fin de semana.
Un beso.

Tawaki dijo...

Nélida G.A., es que es un lugar muy tranquilo, imagino que por su cercanía al cierre. Aún no me creo que haya paseado por entre estos gigantes. Y ya sabes, querer es poder... ojalá que consigas ir.

Laura M. estuve en Monfragüe, que me pareció precioso, pero no vimos ciervos, supongo que porque anduvimos por los caminos más trillados. Es un lugar precioso.

Muchas gracias a las dos por vuestros comentarios.