domingo, 13 de septiembre de 2015

Glaciar Aletsch

El último fin de semana de agosto, las previsiones meteorológicas eran inmejorables. Nuestro chófer, un amigo y compañero de trabajo, estaba de vuelta de sus múltiples viajes y no nos costó convencerle para que nos llevara al que es el mayor glaciar de la Europa continental, el Aletsch.


De entre todos los miradores que hay, elegimos el Eggishorn, desde donde se divisa toda la curva del glaciar. Un par de teleféricos salvan la altura entre Fiesch, la población que hay en el valle, y nuestro destino. Aferrábamos nuestras cámaras mientras otros cargaban con sus equipos de parapente. ¡Qué valor!



La vista es, en efecto, impresionante. Más aún si disfrutamos de un bonito día, soleado y sin nubes como el de hoy. A lo lejos divisamos el Matterhorn.




El glaciar nace cerca del Jungfrau a unos 4.000 metros de altura, y baja en tres lenguas que confluyen en la Plaza de la Concordia, el punto donde es más espeso (900 metros).




Algunos datos que he sacado de la Wikipedia: tiene 23.6 km de largo por uno y medio de ancho. Con una superficie de 117.6 km cuadrados, avanza más rápido de lo que uno podría esperar, unos 180 metros al año.



Se estima que ahora es 2.5 kilómetros más corto que en 1850 y que ha perdido unos 100 metros de espesor. En las fotos se pueden ver claramente las marcas que corren paralelas al hielo, mostrando la franja en la que aún no ha crecido la vegetación.

Después de almorzar cerca del mirador, ascendimos un poco más hasta alcanzar la cumbre del Eggishorn, a 2927 m de altitud. No es que fuera ninguna hazaña, pues partíamos desde bien alto, pero no hay senda, sino un montón de piedras inestables, así que no la recomiendo a quienes sufran de vértigo.Caminante, no hay camino, te lo tienes que buscar entre este montón de piedras.








La vista desde allí es parecida, pero basta mirar hacia abajo para darnos cuenta del precipicio que se abre ante nosotros.







En la entrada sobre Liechtenstein publiqué una foto en la que salían un par de amigos, lo que produjo algunas confusiones. Yo no aparezco en aquella foto del km 0, pero sí en esta otra.


17 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Sin duda eres hombre y amante de la naturaleza, contigo visito lo que no visitaría por mi misma, preciosas tomas y estás bien puesto junto al glaciar.
Un abrazo.

Abril Sampere dijo...

Espectaculares imágenes que compartes, besos

RosaMaría dijo...

Francamente un privilegio estar allí, por mi parte con menos riesgo. Qué bonitos los lagos que se forman. Maravilloso espectáculo, después del esfuerzo era lógico que quisieras dar fe de tus pasos por allí. Te felicito! Abrazo

Senior Citizen dijo...

Está claro que el caminito no es apto para los que tienen vértigo... ni para los que no estén en forma, pues saltar de piedra en piedra a esa altura tiene lo suyo.

Nélida G.A. dijo...

Impresionante.
Es que el lugar es impresionante, verdad?
Yo lo conocía como el Glaciar del Ródano (el nombre del valle).
Tú pillaste un día de sol y cielos despejados, nosotros pillamos un día de gran ventisca con nieve, lo que nos hizo parar en un puerto de montaña hasta que se despejara un poco. Pero a mi me encantó la experiencia vivida de esa manera y con ese tiempo, en serio, guardo un recuerdo muy bonito de ese día.

Unas fotos espectaculares, Tawaki.
Y qué bueno que ya te pueda poner cara!!!! Gracias por la deferencia. Ahora ya la presentación se transforma en oficial :-)
Y gracias también por compartir el resto de fotos.

Besos.

M. Teresa dijo...

Un lugar espectacular que sin duda debo conocer algún día. Tuviste una gran suerte con el tiempo y ese factor es esencial para disfrutar visitas como esta.

Un abrazo

nélida dijo...

Precioso. Imagino que hacer camino entre las piedras no ha de ser mu fácil.
A ese señor no lo conozco, jajjaja

besos

Tawaki dijo...

Mari-Pi-R, esa es la idea poner fácil a los demás los sitios que me gustan. Es un placer compartirlos.

Abril Sampere, es que este país es de postal.

Rosa María, estaba deseando compartirlas, porque fue un día espléndido y pudimos disfrutar de este espectáculo natural.

Nélida G.A. era pecado mortal el que después de tanto tiempo aún no me conocieras en persona. Es que casi siempre estoy al otro lado de la cámara. El lugar es una maravilla de la naturaleza y verla así, con tanto sol, es una gozada. Hay que aprovechar estas oportunidades.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

M. Teresa, tienes que conocer Suiza, y cruzar los dedos, porque aquí el tiempo es muy variable, pero cuando hay sol es una maravilla.

Senior Citizen, dímelo a mí, que me sentía como el furgón escoba, con mis amigos esperándome de tanto en tanto.

Nélida, ¿has visto qué morenito estoy? Llevamos un verano que no me lo creo, de bueno que ha hecho.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

unjubilado dijo...

Esto de los glaciares es algo normal que vayan desapareciendo, imagina que de aquí van saliendo todos los cubitos de hielo que tenemos en las neveras, a este paso con la cantidad de gente que somos pronto nos quedamos sin hielo.
Con respecto a la foto, mucho gusto en conocerte, veo que te das una buena vida y no me extraña que cada vez viajes más en coche, teleférico, avión, etc...

aitor aitor aitor dijo...

Un auténtico privilegio poder admirar de tan cerca esos espectaculares glaciares.
Un espectáculo que por desgracia, parece tener un futuro muy incierto...

Laura. M dijo...

Y seguirá perdiendo espesor. El día fue espléndido para las fotos que son preciosas.
Parece que estuviera subiendo aquí a las lagunas del Trampal, están a unos 2.500 m.
Bueno pues un placer conocerte Javier ;))
Un beso.

Teca M. Jorge dijo...

Um passeio de tirar o fôlego de tão bonito!
Beijo.

ñOCO Le bOLO dijo...


Regreso de una larga ausencia y tu blog es de obligada visita, aunque sea para ponerme los dientes largos.
En fin, antes de que acabe el año espero ver algún glaciar, o me tendré que conformar con lo visto desde la zona de Chamonix.
Las fotos son espectaculares. Ya me encantaría subir a esos picos. Ya ya...

Un abrazo , viajero.

· LMA · & · CR ·

Tawaki dijo...

Un jubilado, parte de la culpa es mía entonces, ya que tanto en argentina como en Chile he bebido whisky con hielo de glaciares. Por desgracia, eso también ha contribuido a esa curva de la felicidad que luzco en la foto.

Aitor, Aitor, Aitor, me temo que el futuro es bien cierto, por desgracia. Más vale que nos demos prisa en verlos.

Laura, no conozco esas lagunas. Tendré que buscarlas en Internet porque seguro que son preciosas. Por aquí intento aprovechar todo lo que puedo, y si hace sol, mejor que mejor.

Teca, sí que fue impresionante. Era un lugar al que tenía muchas ganas y por fin pude verlo.

ñOCO Le bOLO, gracias, se te echaba de menos. Ojalá que puedas ver no uno, sino varios glaciares. Chamonix es una pasada. ¿Subiste al Aiguille du Midi? Espero que sí.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

El Guisante Verde Project dijo...

Siempre que tenemos ocasión lo decimos, también por aquí, Suiza es un destino impresionante para el que le guste la naturaleza. Estoy seguro que no se publicita tanto por el nivel de vida, que lo convierte en un destino caro. Aun así, volveríamos mañana. Este glaciar nos encantó, también tuvimos suerte con el tiempo. Una caminata que repetiríamos ya mismo...
¡Saludos!

Tawaki dijo...

El Guisante Verde, cuanto más descubro de Suiza, más me gusta. Es, en efecto, un destino ideal para los que aman la naturaleza. Aprovecho ahora, que vivo aquí, para ver lo más posible, ya que volver luego, con lo caro que es, no será fácil. Llevaba mucho tiempo queriendo ir a este glaciar, y, de repente, surgió la ocasión. Desde luego, mereció la pena.