lunes, 8 de octubre de 2012

Praga I


Sólo estuvimos tres días, pero vimos tanto que más bien parecían tres, y aún así me quedó en el tintero el museo de Mucha. Esa es la cuenta que tengo pendiente con Praga, volver con más tiempo y más tranquilidad, para disfrutarla más y mejor.
Porque la ciudad lo merece. Las fachadas son una preciosidad, tan limpias, tan cuidadas, tan fotogénicas. Ya sea en la plaza de San Wenceslao o más en el centro.





Praga es muy turística y está llena de pequeños restaurantes y cervecerías. No en vano, los checos están entre los que beben más cerveza del mundo.
Fue la única decepción, una muestra más de que en esta ciudad no se debe ir con prisas. Esperaba probar unas cuantas, pero no fue fácil. La Urquell está en todos lados, salvo que se acerque uno por algunas de las cervecerías que venden su propia marca, y nosotros corríamos demasiado, comiendo donde nos pillaba.




Tuvimos suerte con el tiempo ya que sólo llovía por la noche. Se ve que lo tenían bien organizado. Vimos varios museos, nos subimos a todas las torres y paseamos por calles y plazas.







Cruzamos varias veces el río Moldava, por el puente de Carlos, el más antiguo y famoso, y por otros que no tienen el mismo encanto. En la orilla opuesta se alzan el castillo y la catedral, a los que dedicaríamos un día entero. Al bajar conviene detenerse en la otra orilla, para observar la ciudad bajo el sol poniente.






Otra mañana hay que reservarla para el barrio judío y su conocido cementerio. Pero lo antiguo convive con lo nuevo y también hay edificios modernos, como la casa danzante.



En un par de ocasiones nos aceramos por la cervecería U Fleku. Un lugar perfecto para después del atardecer donde sirven una cerveza negra riquísima en un ambiente muy animado.



14 comentarios:

nélida dijo...

Es rara, me late rara. No sé, simplemente te estoy diciendo lo que percibo al mirar las fotos. Ahora sin percepción de por medio, las cervezas atrapan tus ganas y tu cámara jaja.
Besitos

Juanjo dijo...

Me tocas uno de mis puntos debiles...Praga...la he visitado dos veces y siempre me he quedado con ganas de mas
La cerveza de U Fleku es ciertamente magnifica( aunque el lugar es demasiado turistico)
Cuando vuelvas no te dejes por visitar el museo de Mucha porque te gustara
Besos

Antero dijo...

A eso se le llama aprovechar al tiempo. En tan solo dos días visteis muchas cosas. Amigos me han comentado que la ciudad es muy bonita, mucho más bonita de día que de noche...

Un abrazo

Javier 16 dijo...

La cerveza negra me gusta una barbaridad, lastima que no tengan en casi ningún bar de aquí.
Esa maravillosa arquitectura hace de las ciudades un atractivo motivo para visitar, sobre todo, por lo acogedor de sus rincones y plazas de formas variadas. Me encantan las ciudades con edificios de tan buen gusto.
En Londres también tuvimos que acelerar para aprovechar los tres días pero, mereció la pena caminar sin descanso museo tras museo y, calle tras calle para gozar de sus magníficas construcciones.


Saludos.

@maricruzpe dijo...

priciosa la primera parte espero impaciente la seguna.
Un fuerte abrazo

Roberto Ayape dijo...

De Praga siempre he oído hablar bien quienes la han visitado. Desde luego tiene unos edificios con unas fachadas soberbias, al ver tu reportaje, parece una ciudad señorial y amplia.

Saludos,

Leodegundia dijo...

No hay duda de que lo antiguo y lo moderno conviven en esa ciudad que bien merece más de tres días, :-) así que te veo volviendo de visita.

Tawaki dijo...

Nélda, para mí es una típica ciudad centroeuropea, solo que con una arquitectura más interesante. Las cervezas me persiguen...

Juanjo, te haré caso porque Mucha me enanta. Y procuraré visitar otras cervecerías para comparar.

Antero, la vida es corta, y hay que aprovecharla a tope. A mí tamién me gustó más de día, es cuando mejor se pueden apreciar los colores de sus fachadas.

Javier16, Londres tiene muchísimo que ver. Acabo de volver de allí y siempre se descubren cosas nuevas. En cuanto a Zaragoza, hace mucho que no voy por allí. Convénceles de que traigan cerveza negra.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

@maricruzpe, da para varias partes, aunque creo que no las voy a publicar seguidas. Tienes que ir a verla en directo y a hacer fotos.

Roberto Ayape, es una ciudad bien asequible a la que le sobran algunos turistas, pero madrugando se puede ver bien. Ojalá tengas ocasión de ir por allá.

Leodegundia, ten por seguro que volveré. No me gusta ver las cosas corriendo y esta ciudad seguro que atesora muchos rincones por descubrir.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Raquel dijo...

La tengo muy muy pendiente.

Caminarsingluten dijo...

Como muchos otros lugars que nos muestras, tampoco conocemos Praga, pero nuestro hijo camino por sus calles hace dos años, y le gusto muchísimo, tanto que nos recomendo hicieramos una escapada de 4 días, que está pendiente.

Como siempre es un placer viajar gracias a tus crónicas, y conoce rincones interesantes.

Abrazos.

Ana y Víctor.

Tawaki dijo...

Raquel, a mí me llevó muchos años, pero merece la pena. No lo dejes.

Caminar sin gluten, haced caso a vuestro hijo y marchad para allá. No os arrepentiréis.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

RosaMaría dijo...

Qué paseo tan bonito! Esa cerveza estaría buenísima, me encanta la negra bien amarga. Gracias por compartir. ¡Salud y abrazos!

Tawaki dijo...

Rosa María, me alegro de que te haya gustado. Es una ciudad para disfrutar. La cerveza estaba estupenda.