domingo, 23 de septiembre de 2012

El extremo norte de Córcega II

Retomamos el recorrido por esta península del norte de Córcega. Dejamos atrás Nonza y nos encaminamos hacia Pino, pasando por esta marina de Giottani.



Al llegar a Pino acortamos por la D180 hacia Santa Severa, porque el tiempo se nos echa encima y queremos pasar un rato en alguna playa. Las distancias no son grandes, pero con tanta curva y tanta parada fotográfica no se puede correr demasiado.


Ahora ya volvemos a la costa este de la península, y nos acercamos al puerto de Macinaggio para comer algo rápido. El color del agua es una maravilla y hay varios yates atracados en las diferentes calas.





Un paseo por la playa, un baño y algo de lectura tranquila. Todavía nos da tiempo a ver otra torre más en el camino de vuelta al hotel. Es la torre de l’Osse.



Las vistas desde la habitación del hotel tampoco están mal. Esta fue la noche en la que España le ganó a Francia en la Eurocopa, aunque nosotros no tuvimos mucho tiempo para celebrarlo; nuestro vuelo salía a las seis de la mañana.

13 comentarios:

Sylvia Reguero dijo...

Las vistas me siguen pareciendo preciosas, no parece muy dificil de recorrer, aunque la carretera sea " tan buena".
Un abrazo

Juanjo dijo...

Me ha encantado.sobre todo el pueblecito del final...como se llamaba?
besitos

Tawaki dijo...

Sylvia, siempre al quite, se nota que ya has vuelto. La carretera era buenísima, sobre todo porque conducía mi amiga. Un beso.

Juanjo, San Martino di Lota, pero hay que tener cuidado. Muchos pueblos tienen la marina en la costa pero están en el interior. Un abrazo.

Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios.

Susana dijo...

¡Qué preciosidad de aguas! Esa última vista espectacular. ¡Un beso!

Leodegundia dijo...

Un buen lugar para unas vacaciones pero menuda carretera, buena de asfalto pero estrecha y demasiado cerca del mar.
Me encantó la torre.

nélida dijo...

Ayer le escribía a una amiga, son tiempos en los que necesito una casita frente al mar, para despuntar el vicio de la contemplación por horas y horas y ese mar se ve precioso.

Casandra Woolf dijo...

¡¡Precioso!! Seguro que te costaría la propia vida dejar ese lugar paradisíaco :)
Un abrazo

@maricruzpe dijo...

Una vez más nos muestra sitios con mucho encanto y la descripción del lugar fantástica.
Un fuerte abrazo

Tawaki dijo...

Susana, y que lo digas, bien fresquitas para lo que suele ser el Mediterráneo.

Leodegundia, es que es una isla muy montañosa. No es fácil tirar una buena carretera por allí. Yo creo que le da más encanto.

Nélida, habérmelo dicho y te hubiese buscado una, ja,ja.

Casandra, Woolf, no lo sabes bien, tuvieron que mandar a los geos a buscarme.

@Maricruzpe, ojalá puedas ir allá a hacer alguna de tus fotos.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

RosaMaría dijo...

La aventura en la carretera, la belleza en el mar y las playas, la antigua arquitectura. En fin, todo para admirar. Imagino que se turnarán para conducir verdad?
Un abrazo.

Tawaki dijo...

Rosa María, cometí el error de darle as llaves a mi amiga y ya no me dio opción de conducir. Con lo que me gustan a mí las curvas...

Caminarsingluten dijo...

Nos ha gustado tu crónica viajera (como siempre) y esa variedad de azules mediterráneos que has captado con tu cámara.

Gracias por compartir tus experiencias, y hacernos partícipes de ellas.

Abrazos.

Ana y Víctor.

Tawaki dijo...

Caminar sin gluten, el color del agua era una maravilla. La vieras desde donde la vieras siempre te estaba llamando la atención. Gracias por pasar por aquí.