viernes, 13 de julio de 2012

Lago Manyara II

Adentrándonos en el parque, dejamos el bosque atrás y llegamos hasta la llanura que bordea el lago. Como fuimos al final de la temporada seca, la orilla y los animales quedaban muy lejos, así que ni siquiera con mi tele pude sacar buenas fotos. El día nublado tampoco ayudó y un poco más de luz nos habría venido muy bien.




Con más de 300 especies de aves, es un paraíso para los amantes de este tipo de fauna. Claro que para eso hace falta tiempo y nosotros teníamos varias horas de camino por delante.

Varios pelícanos pasaron sobre nuestras cabezas. Mientras tanto, un águila nos observaba desde la copa de una acacia, tan lejos que tuve que recortar la foto. A lo lejos descubrimos nuestros primeros hipopótamos.





También hay multitud de cebras y ñus. Por desgracia, todos estaban demasiado lejos para apreciarlos bien. Menos mal que luego nos resarcimos en el resto del viaje.




Creo que acertamos al ver este parque en primer lugar porque la ilusión compensó la dificultad de ver bien a los animales. Después vendrían Serengueti, Ngorongoro y Tarangire, verdaderas joyas de Tanzania.

Las aguas alcalinas y saladas del lago han dejado la tierra infértil, de modo que no hay árboles en esta zona del parque. En el camino de vuelta vimos cómo unos buitres daban buena cuenta de su desayuno.


10 comentarios:

Susana dijo...

¡Qué preciosidad de fotos! ¡Un safari es uno de mis viajes soñados! ¡Un beso!

Algaire dijo...

Pues gracias a tus fotos sigo disfrutando de un recorrido que se que nunca realizaré, pero que aunque sea de esta forma me conformo porque entre fotos y explicaciones casi se vive en directo.

Gracias.

Antero dijo...

Que diversidad de fauna. Supongo que no tiene nada que ver un zoo con ver los animales en su habitat natural. Debe ser impresionante ver de cerca elefantes, cebras, hipopótamos.
Otra cosa, supongo que vosotros viajais en coche ¿No es peligroso? ¿Los animales no atacan o teneis un recorrido marcado del que no os podeis salir?

Saludos

nélida dijo...

Qué bonito viaje. Así agreste, natural. Me encanta!!
Beso

pd: el águila se lleva mi estrella de favoritos :)
beso

Roberto Ayape dijo...

Una buenísima segunda entrega del safari. Tiene que ser complicado conseguir unos planos cercanos de los animales, para eso imagino que paciencia, buen tele y pelín de suerte.

Te he dejado un enlace en mi blog para que veas un tutorial de fusion de distintas exposiciones. Cuenta con cualquier explicación que pueda aportarte, si lo necesitas.

Un saludo,

ALEIVE dijo...

Hola que tal, soy Alejandro Solorzano , Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 100 Dolares AL MES por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos y cualcular el nº de entradas aceptadas.



Alejandro Solorzano



Msn / Messenger : alejandromd5@hotmail.com


Persona de contacto : Alejandro Solorzano




Saludos cordiales.

Tawaki dijo...

Susana, ya estás tardando, ibas a flipar en colores. Es un viaje único, muy diferente a los demás.

Algaire, nunca digas nunca jamás...

Antero, nada que ver. Aquí no te puedes bajar del jeep porque te comen. No hay recorrido marcado, los conductores se avisan por radio cuando ven algún animal interesante y se procura llegar a tiempo de verlo, pero estás en mitad de la sabana, en medio de su territorio. Es muy emocionante.

Nélida, fue una maravilla y tuvimos la gran suerte de ir solos en el jeep. Lo recuerdo con mucha ilusión.

Roberto, ya o he visto, muchísimas gracias. Buen tele, suerte y paciencia ayudan, pero la verdad es que nuestro conductor nos puso los animales a tiro.

Aleive, muchas gracias, pero no me interesa.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Javier 16 dijo...

Que de bichos Tawki, eres todo un doctor aventurero y naturalista.
En que poco rato eres capaz de ver tantas especies; eres un fenómemo.

Saludos.

RosaMaría dijo...

Qué fotos oportunas! Me encantó. Gracias por compartirlo. Beso

Tawaki dijo...

Javier16, ibas a flipar en África. Ahorra, porque no es barato, pero tienes que ir.

Rosa María, la verdad es que los animales posan con bastante naturalidad.

Gracias a los dos por la visita.