domingo, 29 de julio de 2012

Horse & Horsethief Canyons

Cuando compré el mapa de carreteras de esta parte de Canadá pensé que me habían timado. Más que autopistas, parecían calles de una ciudad. Avenidas imposibles de tan rectas que eran.

Pero correspondían a la realidad. Estas autopistas cruzan el desierto sin que haya apenas curvas. Son anchas y llanas durante kilómetros y kilómetros, pero no se puede correr demasiado.

Habíamos aterrizado en Calgary, en la provincia de Alberta y habíamos dormido en un B&B bastante cochambroso. Recuerdo que el dueño nos dijo que había estado en España durante la dictadura de Franco y que nos preguntó si la gente ya se podía besar por la calle. La imagen que tienen algunos de España es de lo más curiosa.



En nuestro primer día nos fuimos hacia el este, en dirección a Drumheller para ver un par de cañones, unas formaciones rocosas espectaculares y el Dinosaur Provincial Park.

Horshoe Canyon (cañón de la herradura) está situado pues, en Alberta. Podemos acceder a él por la autopista número 9 y tiene unos 3km de largo. Las fotos son de 2001 y están escaneadas, por eso salen tan oscuras. Era junio y aún podían verse algunas plantas verdes.




Entre cañón y cañón encontramos esta iglesia diminuta en la que solo caben un par de feligreses.


Horsethief Canyon (cañón de los caballos robados) se llama así porque era donde los cuatreros escondían los caballos en su camino a los mercados de Alberta. Está situado muy cerca del Royal Tyrrell Museum, del que hablaremos en otra entrada, y ofrece unas vistas espectaculares.




Es un lugar estupendo para una larga caminata, pero nosotros teníamos la vista puesta en otros lugares y apenas nos detuvimos para hacer las fotos. Digamos que no andábamos sobrados de tiempo.

Llegamos así a los famosos hoodoos de Drumheller, unas formaciones rocosas producto de la erosión. Una roca más resistente protege la columna de roca sedimentaria que hay bajo ella, formando estas chimeneas tan curiosas.




Estas son las llamadas badlands, tierras baldías que se caracterizan por estar formadas por rocas sedimentarias y por tener escasa o nula vegetación. Las rocas erosionadas por el agua y el viento forman un paisaje lunar muy fotogénico.




Fue nuestra primera toma de contacto con este país tan fascinante que es Canadá.

13 comentarios:

Juanjo dijo...

Esos cañones son impresionantes y las formaciones en forma de chimeneas muy sorprendentes
Besos

nélida dijo...

Una maravilla!! te diste cuenta que en el paisaje de las piedras podemos ver una serie de personas y rostros, y por otro lado un grupo de viejitas de barrio charlando?
Precioso
beso

Tawaki dijo...

Juanjo, fue un comienzo de viaje espectacular. Te recomiendo Canadá; es uno de mis países favoritos.

Nélida, ¿qué mate estás bebiendo? ja,ja, ¡qué imaginación!

Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios.

Javier 16 dijo...

Sí, ya me había parecido una iglesia como para la Barbie religiosa y su casto amor Kent.

Un paisaje muy de "Las Bardenas" de secarral aragonés de Los Monegros. Sólo faltan los vaqueros galopando en sus caballos.

Las formas geológicas de estos espacios semidesérticos son más que curiosas, alucinantes por su belleza.

Saludos.

RosaMaría dijo...

Qué paseo hermoso! Unas fotos estupendas! Aquí si lo pasaste bien ¿Verdad? Un abrazo.

Leodegundia dijo...

Nada parecido a la idea que yo tengo de Canadá, tierra de grandes bosques y lagos.

Caminarsingluten dijo...

MUy curioso el paisaje y la historia que nos cuentas de los cañones.

La formación de esas "mesas" es muy similar a las que se pueden encontrar en el desierto de "Las Bardenas" ¿Las conoces?

Nosotros tenemos muy buenos amigos en Canadá, pero por el momento no podemos ir a verlos y conocer ese extenso paía.

Siempr es un placer viajar contigo.

Abrazos.

Tawaki dijo...

Javier16, a las Bárdenas y a los Monegros tengo que ir con la cámara en ristre; son dos lugares que tengo en la lista de sitios pendientes.

Rosa María, Canadá está entre mis tres viajes favoritos. Es un país fantástico.

LEodegundia, pues tengo preparada otra entrada del desierto que por lo visto también te va a sorprender. Canadá es conocdo por lo que dices, pero hay de todo.

Caminarsingluten, he pasado cerca de las Bárdenas, pero tengo pendiente una visita con calma. ¿Alguna recomendación?

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

ruma dijo...

Hello, Tawaki.

  Awe inspiring your works...

  Thank you for visiting my blog.
  I am honored to your visit.

  The prayer for all peace.

Have a good weekend. From Japan, ruma❃

Tawaki dijo...

Ruma, thanks a lot for your visit.

nélida dijo...

hummmm, mate con grapa? jajaaa No hay una manera de enfocar la mirada, que te permite descubrir diversas figuras en la naturaleza. Es increíble todo lo que podés llegar a ver. Aunque imaginación no me falta jajaa

La pequeña iglesia de este post, comparado a los templos de la India parece de juguete.
Beso

Olga Cabello dijo...

Querida amiga,

Unas fotos fantasticas. No conocia estos Hoodoos. Me he quedado maravillada.

Un abrazo.

Olga (Barcelona)

Tawaki dijo...

Nélida, es de jugueta, apenas caben dos personas siempre que no sean demasiado grandes.

Olga, más bien amigo. Me alegro de que te hayan gustado. Bienvenida.

Muchas gracias a las dos por los comentarios: