sábado, 20 de junio de 2009

Périgueux

Una ciudad de provincias, en el centro de Francia, a la que llegamos avanzada la tarde, conduciendo desde Madrid. Son sólo ochocientos kilómetros, pero a veces los Pirineos parecen una barrera infranqueable. Merece la pena atravesarlos y asomarse al otro lado.

Las últimas luces del día en un apresurado paseo por el centro, una primera toma de contacto.



Al día siguiente, por la mañana temprano, se aprecian mejor los detalles de la catedral de Saint Front, construida en la primera mitad del s. XII.


El día es espléndido, la ciudad acogedora, y pronto nos encontramos con un mercado.




Nos esperan los restos de Vessunna, nombre de la ciudad galorromana. El museo está francamente bien, repleto de piezas interesantes y buenas explicaciones.



A la salida el sol ha desaparecido. La ciudad es la capital del Perigord, una de las mejores zonas gastronómicas de Francia y el foie es el rey indiscutible. Está en la región de Aquitania, en el departamento de Dordoña.



El Museo del Périgord es una estupenda colección que comprende desde mosaicos romanos hasta máscaras africanas, pasando por cuadros, mapas y animales disecados. Todo ello amontonado en vitrinas o esparcido directamente por el suelo. No parece que hayan encontrado quien pueda poner orden en semejante caos.



Puede que falten cabezas, pero sobra buen humor. Con lo serios que parecen los franceses.

Un último vistazo a la catedral antes de partir.


Nos espera la Abadía de Chancelade.

8 comentarios:

SilviaE.D. dijo...

Hola Tawaki!
Qué maravilla toda esa ciudad!!
Ya en la feria me llevaría unas cuantas plantas para mi jardín...
Los de la pared, son mosaicos?
Gracias por tanta belleza.
Un beso

Abejitas dijo...

Qué lugares más bonitos muestras, es un placer verlos. Gracias

Besitos de miel.

Cyllan dijo...

Que cuidadito está el urbanismo de Francia, verdad?. Envidia dan.
Me gustó sobre todo la foto gris última.

Mari Carmen dijo...

¡Qué bonitas fotos! ¡qué puestos tan multicolores! ¡qué delicia de calles! Yo suelo pasar los Pirineos con cierta frecuencia y me encanta. El sur de Francia (toda, en general) es una maravilla. Este verano me voy a pasar doce o trece días por la Provenza que ni cuento...

Un abrazo :)

Ana dijo...

Me acerqué un momento por el mundo de los blogs y sigo contemplando belleza. Francia tiene muchísimos "tesoros ocultos". Gracias por mostrarlos.
Un abrazo

Patricia dijo...

Serios? los franceses?? ja ja ja para nada!
me encantaron las fotos, una maravilla, me alegra que te divirtieras y te quedes con el sabor delicioso del foie y un vino, mmmm y el aire perfumado de flores....
besos,

luna llena dijo...

yo voy a hacer la maleta y al siguiente viaje me voy contigo...;) besos niñoo

Tawaki dijo...

Silvia, son mosaicos romanos. La ciudad tiene mucho encanto. Un beso.

Abejitas, y se come estupendamente, ja,ja. Besos.

Cyllan, envidia es poco. Lo que se consigue con educación...

Mari Carmen, qué suerte tienes, ya nos contarás qué tal por allí. Un abrazo.

Ana, me alegro de que hayas vuelto por aquí. Un abrazo.

Patricia, creo que me estoy volviendo francófilo. Un beso.

Luna Llena, pues date prisa que me marcho mañana, pero es de trabajo :(. Un beso.

Muchas gracias a todos por vuestra visita.