lunes, 6 de febrero de 2017

Nueva Zelanda XII – Al borde de los lagos

Nombrar así una entrada sobre Nueva Zelanda es como decir por la nieve en los Alpes, ya que nos da pocas pistas, pero situarla en la provincia de Otago, la segunda mayor del país, tampoco es decir mucho. Sobre todo, porque las ciudades principales están en la costa y nosotros nos encontramos al norte de Queenstown.





Después de ver los fiordos del sur, iniciaba el camino de vuelta hacia el norte, aunque aún me quedaban bastantes días de vacaciones. Armado con un mapa comprado en Londres y con la libertad que da viajar solo sin un lugar reservado donde dormir, únicamente me detenía a hacer fotos, al igual que ese chico vestido de rojo. Nos estuvimos adelantando mutuamente durante muchos kilómetros.




El paisaje es espectacular, con grandes masas de agua al borde de una carretera bien asfaltada y sin tráfico por la que daba gusto conducir.





En invierno la nieve cubre las montañas y hay incluso pistas de esquí, pero ahora, en verano la temperatura es mucho más agradable. Atravieso ríos y el paisaje cambia según avanzo.



Miro las fotos de mi ya lejano viaje y me transmiten sosiego y tranquilidad. En los alrededores de Cardrona encontré el famoso hotel, al que hice una foto muy parecida a la que vemos en Wikipedia. Lástima de coche blanco.




Pocos edificios quedan en pie de aquellos que asistieron a la fiebre del oro de finales del XIX. El nombre fue importado de Escocia, desde donde emigraron en busca de una vida mejor al otro lado del mundo. Tuvo que ser difícil para ellos embarcarse en un viaje tan largo e incierto; 130 años más tarde, protegidos por la tecnología y conectados con infinidad de vuelos, son muchos los que no se atreven a repetir la gesta. Nos falta valentía y nos sobra comodidad.
Esa misma tecnología es la que nos permite recorrer virtualmente la carretera, admirando los mismos paisajes que hace diez años.




Poco a poco, también una constante en mi viaje, el cielo se fue cubriendo de nubes.




Soy consciente de que esta es de esas entradas en las que las fotos me dicen más cosas a mí que a vosotros, pero aun así he querido compartirlas.

15 comentarios:

Ligia dijo...

Probablemente tengas razón en tu comentario final. A veces me pasa también que una vez que subo las fotos en el post pienso que no plasman la admiración con que yo las hice, pero bueno, agradezco que compartas las imágenes porque es un lugar precioso. Abrazos

Mari-Pi-R dijo...

Estos paisajes están rellenos de belleza, es como casi estar allí contemplándolos, comprendo que tan solo se pueda uno admirarlos y sacar muchas fotos.
Un abrazo.

nélida dijo...

Bien! Si tu intención era que (al menos a mí) se llenara mi boca de agua, como quien tiene un manjar frente a sus ojos; pues bien lo has logrado :)
Es un territorio bello; casi como un llamador de ángeles.

Creo que si solo nos hubieses ubicado en el mapa, no habría echo falta más. Las fotos hablan por sí mismas.


Ambar dijo...

Y te agradecemos que las hayas compartido. No cabe duda de que tus recuerdos están unidos a vivencias que no nos puedes trasmitir pero nos conformaremos con las fotos que además son preciosas.
Besos

Javier G. dijo...

A veces, que bueno y gratificante resulta una escapada a lugares despojados de tanto avance tecnológico. Lo mejor es descansar en una zona paisajistica que nos aleje del mundano ruido e incomodidades urbanas.

Saludos

Tawaki dijo...

Ligia, las fotos nunca parecen ser suficiente, porque solo son una representación bidimensional de algo que percibimos con los cinco sentidos. La realidad es mudable, mientras que la foto es eso, una instantánea.

Mari-Pi-R, no recuerdo cuántas fotos hice, pero muchísimas. NZ es una maravilla, un goce para los sentidos. Lástima que esté tan lejos.

Nélida, prueba superada entonces, je,je. NZ es de lo más bonito que he visto hasta ahora, una maravilla de lugar, muy tranquilo, pero muy alejado. Quizás por ello sea como un paraíso.

Ámbar, a eso me refería, donde vosotros veis un lago, yo recuerdo haber parado el coche y haber hecho la foto de una determinada forma. El tiempo transcurre, pero hay recuerdos que permanecen.

Javier G., ibas a flipar en nuestras antípodas. Ojalá algún día puedas ir y te encuentres con el kea.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

unjubilado dijo...

Si es por coche blanco, ahora mismo te lo quito, y es que cuando se me mete una cosa en la cabeza... Te he dejado la cámara de fotos, con el trípode puesto para que puedas apreciar el hotel y la explanada que hay delante, por si no lo recuerdas bien.

ñOCO Le bOLO dijo...


Las fotos a ti te dirán mucho, a mi, que no he estado allí ni creo que vaya a estar nunca, las fotos son las que alimentan mi imaginación. Ya te lo hemos dicho, viajamos contigo.
Y las fotos son magníficas. El tiempo te acompañó. Me alegro mucho de tus viajes.

un abrazo

· LMA · & · CR ·

RosaMaría dijo...

Las atesoré muchísimo, pues mi mejor amiga vive allí, de España pasó a N.Zelanda y nos comunicamos por Skype. Me fui por las ramas, tus fotos son estupendas, como siempre, me alegra que lo hayas pasado bien, de eso se trata. Abrazo

Senior Citizen dijo...

He conocido Nueva Zelanda a través de una amiga, que tiene allí a una sobrina viviendo hace años, y por sus fotos y lo que cuenta, me parece un país maravilloso, no solo en su geografía, sino también por como está organizado.

nélida dijo...

Ves, ves??... Llego hasta aquí y cuando leo tu respuesta a mi comentario (que siempre tengo que volver a leer) me doy cuenta que he ahogado la "h" de hecho. Madreeee no se puede, así no se puede jajaaa

Tawaki dijo...

Un jubilado, gracias por el enlace. Lo bueno de Google Maps es que te permite viajar sin coste, descubrir lugares nuevos o recordar los ya visitados.

ñOCO Le bOLO, hizo un poco de todo, bastante lluvia en general, pero este día fue magnífico, y NZ te recompensa con preciosos paisajes cuando sale el sol.

Rosa María, la tecnología nos permite seguir unidos a pesar de la distancia. Es estupendo. Para ella no hay kilómetros.

Senior Citizen, lo es, es un lugar muy tranquilo, muy deshabitado y con una naturaleza desbordante en la que no hay domingueros. Es lo bueno de estar tan lejos. Me pareció un paraíso al que solo le pongo un pero: el clima.

Nélida, las haches es lo que tienen, que al ser mudas no protestan ;))

Nélida G.A. dijo...

Pues te volverás loco si las fotos te dicen más cosas que a mi. jajaja. Debe ser entonces como alguien que escucha mil voces en la cabeza al mismo tiempo.
Ahora en serio bromas aparte, tus fotos son muy bonitas y el lugar es precioso. Las fotos me transmitieron mucha calma y tranquilidad.
Dan ganas de estar ahí, pero se palpa el ambiente, la calma, el aire tranquilo, me pareció hasta sentir el ligero aroma de la brisa con un toque de verde clorofila y azul cielo mar.
Gracias por compartir.

Laura. M dijo...

No me extraña que te transmitan sosiego y tranquilidad, son una maravilla. Preciosos contastes y hermosa naturaleza.
Besos.

Tawaki dijo...

Nélida G.A. ja,ja, me refiero a que quizás sean fotos demasiado parecidas, con tanto lago al borde de la carretera. No se trata de ningún lugar destacado, es simplemente una etapa del camino, y en mi viaje por las antípodas hubo muchas como ésta porque los paisajes son espectaculares.

Laura M. y que lo digas. NZ está entre mis mejores viajes, entre otras cosas por lo que mencionas. Fue también mi primer gran viaje solo y eso es toda una experiencia.

Muchas gracias a las dos pr vuestros comentarios.