martes, 29 de noviembre de 2016

Château de Kerjean

A pesar de que recuerdo el viaje a Bretaña como pasado por agua, revisando las fotos, descubro que tuvimos algún ratito de sol, como cuando fuimos a ver este castillo de Kerjean.

Conducíamos un poco a la aventura, no muy lejos de la costa, yendo de un castillo a otro y disfrutando del día.




Más que un castillo se trata de una casa fortificada, originalmente construida por la familia Barbier (bendita Wikipedia) entre las décadas de 1540 y 1590.






Dañada durante la Revolución Francesa, y sumida en un lamentable abandono durante el siglo XIX, fue vendida en 1802 a la familia Brithac responsable de la venta de piedra y plomo, tras el destrozo debido a su utilización como fortaleza militar. Todo ello explica el estado en el que la encontramos ahora, a pesar de la restauración llevada a cabo a finales del siglo pasado y principios del presente.




A pesar de ser mediados de julio, estuvimos prácticamente solos y pudimos disfrutarla a nuestro antojo.







En la actualidad está considerada como Monumento Histórico.




Viendo su tamaño y su ubicación, dan ganas de transportarse a su momento de mayor esplendor y descubrir cómo se vivía en aquella época.

15 comentarios:

Alí Reyes dijo...

Un viaje al medioevo...sin duda

nélida dijo...

Aún así, me parece una construcción muy sólida y acogedora. Menos mal que está protegida.
besos

ñOCO Le bOLO dijo...


Como siempre, un excelente trabajo acompañado de una estupendas fotos. Me sorprende, de especial manera, las calidad de las fotos que has disparado en interiores.

un abrazo

· LMA · & · CR ·

Mari-Pi-R dijo...

Una fortaleza impresionante así como fría a la vez, pero no obstante me gustaría haberla podido visitar.
Un abrazo.

Giga dijo...

Very interesting castle, and also in a beautiful spot located. It was nice to look at pictures. I greet and thank you for visiting me.

Senior Citizen dijo...

Parece que la reconstrucción no fue completa ¿no?

Teca M. Jorge dijo...

Os detalhes captados nas viagens são recordações fenomenais que trazemos na bagagem...
Preciosa reportagem, Javier!
Um beijo

Nélida G.A. dijo...

Precioso lugar.
Si esos muros hablaran......si la historia no escrita fuera contada......
Me encantan esos lugares, esas fortificaciones y castillos (o casas de tremenda envergadura).
Lástima que una época estuviera descuidada, no me extrañaría que por aquel entonces perdieran muchas cosas irreemplazables, pero lo importante es que ahora la protejan y cuidan como se merece.
Espléndidas fotos.

unjubilado dijo...

Mejor que las piedras no hablen, ya que dicen que "Cuando las piedras hablan los hombres tiemblan" de Rodolfo Benavides... huy ya he mezclado churras con merinas.
Por cierto, si es una casa, me gustaría saber cuanto pagan de IBI, debe de ser un pastón.

Javier G. dijo...

Me imagino que los suelos, tan fríos en invierno, estarían cubiertos por las mejores alfombras del mercado. Pienso que en una mansión como la que presentas, faltan muchos detalles de la época que contribuían a mejorar las comodidades de semejantes privilegiados.
Personalmente, no me importaría un inmueble como este de mi propiedad pero, algo más pequeño; me gustan los espacios más recogidos.

Saludos.

RosaMaría dijo...

Realmente preciosa, también mi imaginación vuela. Limpiar todo daría trabajo a varios. Abrazo, espléndidas fotos.

Tawaki dijo...

Alí Reyes, y que lo digas. Aquí das una patada a una piedra y te sale algo que tiene varios siglos de existencia.

Nélida, más le vale, porque con tanto amigo de lo ajeno ya no quedarían muros.

ñOCO Le bOLO, gracias, pero el mérito es de la cámara que es buena y corrige mis errores.

Mari-Pi-R, quizás al faltarle la cubierta da esa sensación. La verdad es que la esquilmaron a base de bien.

Giga, all this area is full of historical landmarks. Landscape is also beautiful, but it rains a lot.

Senior Citizen, creo que se centraron en el interior y que dejaron el exterior lo mejor posible usando lo que había, sin añadir demasiado, lo que me parece más veraz.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Teca, tuvimos un poco de todo en este viaje, y guardo una sensación agridulce, pero no cabe duda de que Bretaña guarda muchas cosas interesantes.

Nélida G.A., la imagino en su momento de mayor esplendor, en una fiesta nocturna con velas, gentes bien vestidas y grandes manjares que degustar. Tuvo que ser una época increíble, digna de ser conocida por los que vivimos en las comodidades del siglo XXI.

Un jubilado, y más en Francia, que son muy dados a cargar con impuestos a cualquiera. Sí, mejor que las piedras se queden calladitas.

Javier G., puedes apostar a que tenían todas las comodidades del momento. A mí, en cambio, me gustan las casas grandes, lo que ocurre es que hoy en día sería demasiado costoso además de poco práctico, pero no me importaría tener un bosque dentro de la propiedad. Puestos a pedir...

Rosa María, supongo que poseer una casa así lleva implícito una gran cantidad de servicio, porque tener que hacerlo uno mismo le quita gran parte del encanto ;))

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

El Guisante Verde Project dijo...

Bueno, otro lugar más que añadir a la lista de descubrimientos que nos dejas. No conocemos nada de Bretaña, supongo que en parte por la pereza que nos da encontrarnos un tiempo demasiado parecido al que teníamos por nuestra casa. En cualquier caso, tomamos nota.
¡Saludos!

Tawaki dijo...

El Guisante Verde Project, mi viaje a Bretaña estuvo pasado por agua y marcado por un robo, así que mi recuerdo es agridulce. No obstante, si aparto ese par de cosas malas, lo que queda es una región fantástica en la que además de comer bien se pueden descubrir bonitos paisajes y monumentos. Muy recomendable.