sábado, 3 de octubre de 2015

El Puente Golden Gate

Es uno de los iconos de la ciudad de San Francisco y el más conocido de todos los puentes que cruzan la bahía. Como disponíamos de un coche alquilado – algo muy recomendable en cualquier viaje por los EEUU – aprovechamos para fotografiarlo desde varios ángulos.

Desde Sausalito hay una carretera secundaria que nos lleva hasta el mismo puente, en Horseshoe Bay. El viento tenía mucha fuerza y había que afianzar bien los pies en el suelo.




Lo cruzamos y nos dirigimos hacia el Museo Legion of Honor, desde donde pudimos entreverlo a través de los árboles, pero nuestro destino era Baker Beach.




Grupos de pelícanos pasaban a nuestro lado mientras buscaba los reflejos sobre la arena mojada, pero no conseguí la foto que quería.




En realidad Golden Gate (Puerta Dorada) es el nombre del estrecho que cruza el puente. Fue construido entre 1933 y 1937, está suspendido de dos torres de 227 metros de alto y mide unos 1.280 metros de largo. El agua de la bahía discurre 67 metros más abajo.

El día siguiente nos acercamos al mirador que hay a la entrada del puente, junto a Battery Lancaster, recorrimos una pequeña parte caminando, y bajamos por Marine Drive para sacar las penúltimas fotos.





Penúltimas, porque aún tuvimos oportunidad de cruzarlo en barco, en un crucero que nos llevó por una parte de la inmensa bahía, pero eso os lo cuento ya en otra entrada.

18 comentarios:

Abril Sampere dijo...

Qué placer apreciar una obra de estas desde otro punto de vista,gracias, besos

Javier G. dijo...

Lo que es alucinante el presupuesto tan bajo por el que se ganó el concurso para su construcción y lo hábil que fue su creador realizando una obra tan firme y a un excelente precio. No recuerdo más del documental sobre su construcción pero, fue fantástico.

Saludos.

Mari-Pi-R dijo...

Que buenas fotos, me has hecho recordar cuando estuve allí ya de esto tantos años pasados.
Es un emblema magnifico de la ciudad.
Un abrazo.

Teca M. Jorge dijo...

Uma obra-prima da construção!
Uma bela reportagem... beijo.

Tawaki dijo...

Abril Sampere, por algo es un icono de la ciudad, a pesar de haberlo visto en muchas películas, aún te sorprende cuando lo ves de cerca.

Javier G., buscaré el documental, porque desde luego hicieron una gran obra.

Mari-Pi-R, siempre vas unos pasos por delante mía.

Teca, fue emocionante verlo en directo. Por mucho que lo hayas visto aún te impresiona.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Marcos dijo...

Majestuoso y todo un clásico. Que viaje mas guay.

Alí Reyes dijo...

Me siento honrado de ser uno de tus lectores, porque nos dejas maravillas fruto de mucho esfuerzo

nélida dijo...

Me encantan los puentes porque unen orillas y porque cruzarlo se siente bonito, o al menos así lo siento.
beso

Tawaki dijo...

Marcos, bienvenido. Sí, fue un viaje espectacular que nos dejó con ganas de ver más.

Alí Reyes, y yo de que me comentes. Procuro compartir las cosas que me gustan y tenemos la suerte de vivir en un Planeta maravilloso. Los hombres hacemos muchas cosas mal, pero de vez en cuando nos sale alguna buena.

Nélida, en este caso cierra el círculo, así que puedes dar vueltas y más vueltas. Hazlo en sentido contrario a las agujas del reloj, para no pagar peaje ;))

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

unjubilado dijo...

Me das envidia con tus viajes, sin embargo en la actualidad cruzar el charco yo, ya no sería capaz, eso de ir sin poder moverte prácticamente nada durante el viaje no lo aguanto.
En tiempos lo crucé dos veces, fue con Iberia, pero entonces se podía pasear por el pasillo, tenía un ensanchamiento a base de eliminar un par de filas de asientos y allí se podía estar un rato sin molestar a nadie mirando por las ventanillas. Te daban patucos, para que te quitaras los zapatos y estuvieras más cómodo...
Las fotos como siempre fabulosas.

ñOCO Le bOLO dijo...


Excelente reportaje. Me hago a la idea, debe ser imposible marcharse de San Francisco sin hacer esas fotografías, que son excelentes.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

RosaMaría dijo...

Qué bonito! Magníficas fotos, no imaginé que habría una playa allí, cuéntame algo al respecto. Gracias y abrazos.

Nélida G.A. dijo...

Siempre me ha llamado la atención este puente.
Tantas veces filmado en la gran pantalla.
Me gusta. Sí, es bonito.
Desconocía con exactitud sus medidas. Ahora que las has nombrado, afirmo sin género de dudas que con un par de vueltas al día (a pie) se mantiene uno en forma. ¡¡Caray!!

Me gustaron todas las fotos, pero en especial las dos que están justo debajo de la foto de los pelícanos. La primera incluso más que la segunda. Aunque la segunda, entendí tu idea de ver los reflejos del puente en la arena mojada. Y ciertamente eres muy crítico contigo mismo :-) que noooo, que no te quedó nada mal. Propósito conseguido!!!

Gracias por compartir esta entrada.
Besos y feliz fin de semana!!

Tawaki dijo...

Un jubilado, Nueva York está a siete horas de Madrid y siempre la puedes usar como escala para un viaje hasta la costa oeste. Entiendo la incomodidad de los aviones, pero los transoceánicos son más grandes y gozan de algo más de espacio. Anímate.

ñOCO Le bOLO, tardamos en encontrar el puente porque estuvimos viendo otras cosas, pero una vez descubierto lo fotografiamos a conciencia...

Rosa María, San Francisco está al borde del mar y puedes encontrar no una, sino varias playas, aunque el baño es un poco peligroso dadas las fuertes corrientes. Esta es sólo una de ellas. Cuando fuimos nosotros hacía algo de viento y de frío, pero aún así parecía un buen sitio para tomar el sol y admirar el puente.

Nélida G.A., es todo un icono, y con todo merecimiento. Es tan largo que siempre hay una cuadrilla de pintores. Cuando terminan por un extremo empiezan por el otro. Nosotros lo vimos desde varios ángulos y cada uno tiene su encanto.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Laura. M dijo...

No sé si algún día llegaré a visitarlo. Mientras me conformaré con estas estupendas vistas de él ;)
Un beso.

Tawaki dijo...

Laura M., espero que lo veas, es cuestión de proponérselo. Besos.

El Guisante Verde Project dijo...

A pesar de las veces que lo hemos visto, una vez que te encuentras allí, es hipnótico. Y el atardecer es precioso. En Sausalito se come genial... :D
Saludos!

Tawaki dijo...

El Guisante Verde, esa es la cosa, que da igual en cuántas películas lo hayas visto, te sigue sorprendiendo verlo en directo. Es todo un icono, y con razón.