martes, 30 de junio de 2015

Viaje por California II

La primera parte de esta entrada la podéis encontrar en mi otro blog.

Después de visitar Yosemite hicimos una ruta por Mariposa Grove, donde encontramos multitud de gente a la caza de una foto con alguna sequoia. Pero como sospechábamos, sólo llegan hasta el árbol del túnel.

Pocos, casi nadie en realidad, están dispuestos a seguir subiendo por las muchas sendas que se adentran en este bosque de gigantes, lo que es una suerte, porque así podemos disfrutar de las sequoias con tranquilidad.




Porque hay muchas. Bien aisladas, bien en grupo, lo ideal el perderse y disfrutarlas sin prisas. Perderse en un sentido figurado, claro, si nos vamos a salir de los caminos más fáciles lo mejor es comprar alguno de los mapas que venden en los centros de visitantes.    






En este país en el que todo es grande, los paisajes no caben en la foto y el gran angular de 24mm se queda pequeño.    




Con árboles del tamaño de un avión da igual dónde te pongas.

El General Sherman es el árbol más grande de la Tierra en cuanto a volumen, aunque con sus 83.8 metros no sea el más alto. Sus 11 metros de diámetro y 31 de perímetro hacen que los turistas parezcamos hormigas.



Esta otra foto, movida porque la saqué desde el coche, nos da una idea del tamaño de estos angelitos.    


Ver un oso cruzando la carretera fue muy emocionante. Con lo que no contaba era con ver otros cuatro en un mismo día.

Este lo vimos por la mañana, alimentándose tan tranquilo.


Por la tarde, en una senda poco transitada vimos otros tres. Los dos primeros no eran grandes, pero el último tenía un tamaño más que respetable. Y encima estaba al lado de nuestra senda, así que tuvimos que parar a una distancia conveniente. De hecho comenzó a caminar delante de nosotros.
   




Está claro que sacar fotos de animales no es lo mío; algo debo hacer mal, pero no sé lo que es. Es verdad que había poca luz y que estaban en la sombra, pero no me salen las fotos como quiero.

Como os decía en mi otro blog, aún estoy bajando fotos al ordenador, así que me queda mucho trabajo por delante. Poco a poco iré haciendo entradas más específicas, pero estaba impaciente por contaros cómo nos había ido.

Aún nos queda San Francisco y su famoso puente, leones marinos que encontramos en la costa, y muchas cosas más.

14 comentarios:

Caminarsingluten dijo...

Tiene que ser impresionante el caminar entre esos gigantescos árboles, pero ante todo el ver a los osos cerca de ti.

Siempre es un placer leerte y ver tus fotografías.

Saludos

Ana y Víctor.

Mari-Pi-R dijo...

Hace muchos años estuve en Yosemite, fabulosos los árboles son impresionantes y como dices los animales se encuentran en tu camino.
Un abrazo

Carmen O dijo...

Que pasada!! Pues despues de ver los dos, creo que todavía tengo ganas de mas jajajjaa.
Dos reflexiones rápidas: En cuanto a las fotos de animales,lo importante no es que la foto te haya salido bien o no, si lo el momento que capta. Y segunda, cada día me siento menos turista, me enfado con los que van a los lugares como el ganado (con perdón para el ganado) con intención solo de fotografiar y fotografiar, sin importarles en donde están ni a quien molestan. Ala, ya lo he dicho jajajaja.
Un abrazo

Senior Citizen dijo...

Y dices que no te salen las fotos...

aitor aitor aitor dijo...

Pero que "suertudo" estás hecho. Yo me pateé todo esa zona y aunque disfruté un montón porque apenas había gente, no vi ni un oso.
En tus fotos se aprecia que viste osos negros y pardos, mucho más grandes.
Qué suerte!!!
Felicidades.

nélida dijo...

Vengo del corazón siguiendo la pista de este viaje.
Se nota tu alegría; y cómo no, con semejantes árboles y tantos animales salvajes
cruzándose por vuestros senderos. Precioso.
Me encantó que definas a las sequoias como "ángles", de alguna manera los árboles lo
son en tanto y en cuanto nos guardan de intoxicarnos de los malos aires.
Palurdos hay en todas partes, no te imaginás cuántos. uff!!
He visto fotos tuyas de animales mejores; quizá lo que te juega en contra aquí, es que el pelaje de los osos está un poco desordenado :) me parece que no son de aciclarse antes de desayunar ;)
Hablando en serio, es como si no estuvieran bien nutridos; o probablemente les afecte el calor y por eso tienen ese aspecto.
Bienvenido!!

Tawaki dijo...

Caminarsingluten, de hecho estaban "demasiado" cerca. Hice las fotos con un ojo en el visor y el otro alerta por si había que salir corriendo.

Mari-Pi-R, imagino que entonces habría menos turistas y se podría disfrutar mejor de la naturaleza.

Carmen O, no te preocupes, que habrá más entradas en cuanto ponga orden en las fotos. Coincido contigo en lo de las fotos y en lo de los turistas, pero aunque intento mejorar las fotos de fauna me tienen algo frustrado.

Senior Citizen, no salen como yo quiero, y con la cámara que llevo tiene que ser culpa mía. Algo estoy haciendo mal. La próxima vez voy a probar con un ISO mucho más elevado. Aquí, al estar reducidas, mejora el enfoque, pero en los originales se observan mejor los defectos.

Aitor, aitor, aitor, sí, sólo nos fltó el grizzly, aunque ese ya es más peligroso. Soy consciente de que fuimos muy, muy afortunados, no te creas. Es cuestión de suerte y no esperaba ver tantos.

Nélida, ha sido fantástico caminar entre osos y sequoias, mucho mejor de lo que esperaba. La próxima vez peinaré los osos antes de hacerles la foto, ;))

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

unjubilado dijo...

Yo creía que estabas huyendo de un oso y te habías hecho una selfie o autofoto en la parte más alta de una sequoia gigante.

Laura. M dijo...

Que pasada de fotos. Verlas in situ las sequoias tiemen que impresionar, lo mismo que ver a los amimales así en su hábitat natural.
Muy interesante este viaje ;)
Un beso.

Nélida G.A. dijo...

Gracias. Nosotros también estábamos impacientes por ver este "avance".
Un lugar precioso, donde haría como ustedes, "perderme" en el sentido no literal de la palabra, dejándome llevar por esos paisajes y empapándome de la magia de estar allí porque seguro que la tiene y mucha.
Me pareció espectacular. a mi me encanta y relaja estar rodeada de naturaleza en general, y de árboles en particular.
Maravillosos sequoias. Impresionantes.
Desconocía los datos específicos de sus medidas.

Gracias por compartirlo.
Y bienvenido!!!!
Besos.

Laura (Donde me lleven mis pasos) dijo...

Que suerte! Cuatro osos en un solo día! Nosotros vimos dos, una cria con su madre que cruzaban la carretera pero no me dio tiempo a fotografiarles. Una pena porque es un momento único ver osos en libertad tan cerca!

Tawaki dijo...

Un jubilado, recuerda que los osos trepan mejor que tú. Y también corren más…

Laura M. Los parques ha sido la parte que más me ha gustado del viaje. Son impresionantes. Ojalá hubiese dispuesto de más tiempo, pero creo que vimos lo esencial.

Nélida G.A. no pude esperar a organizar las fotos. Fue tan espectacular que tenía que compartirlo cuanto antes. En sitios como éste serías feliz.

Laura, yo no me lo podía creer, si me lo dicen antes de ir habría pensado que era una broma. Al final con los animales es cuestión de suerte, y la Naturaleza nos debía una desde nuestro viaje a Botsuana, donde no vimos casi carnívoros. Yo iba de copiloto, con la cámara en el regazo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

El Guisante Verde Project dijo...

¡Hay que andar¡ Jajaja. Para nosotros es la premisa básica. Caminar, tampoco hace falta hacerlo kilómetros, y, por lo general, en media hora a partir del punto más turístico estarás a tu anchas... en naturaleza, se entiende. Los parques nacionales de USA son perfectos para eso. Hay mucho turismo de viewpoint (que me parece perfecto), lo que da la posibilidad de caminar prácticamente solo a quien lo desee, sin demasiado esfuerzo. Con las sequoias nos ocurrió parecido, una cosa es ver la foto, y otra estar debajo...
Los animales son muy, muy difíciles. Hay que tirar muchas a ver si hay suerte, y, por supuesto, siempre lo digo, la mejor cámara son los ojos. :)
Saludos!

Tawaki dijo...

El Guisante Verde Project, es algo que también me sucedió en Canadá. Caminando un poco ya llega uno a lugares preciosos en los que disfrutar con poca compañía, pero hay otros lugares, como las famosas cascadas y algunos lagos en los que es inevitable encontrar gente a raudales. Las sequoias son de otro mundo. Como bien dices, sólo se aprecia estando allí, a su sombra. Ha sido un viaje muy bonito. Gracias por comentar.