martes, 26 de mayo de 2015

Palenque I

Lo he dividido en dos entradas para no hacerlo tan largo, así que no os extrañe ver fotos de selva ni echéis de menos algún monumento, que todo llegará.

No hay guía de viajes ni fotos en Internet que te preparen para la inmensidad de esta zona arqueológica. Es uno de esos lugares que hay que marcar en rojo en los mapas para poder verlos in situ.

Lo más sorprendente es que la mayor parte del yacimiento está aún bajo tierra, sin excavar. Según la (bendita) Wikipedia, de la que he fusilado algunos datos, sólo un 2% ha visto la luz. En esta foto se puede apreciar lo que podemos ver hoy día y lo que se infiere que está enterrado.


Como hice en tantos otros yacimientos, contraté un guía para que me acompañara. En esta ocasión comenzamos dándonos una vuelta por la selva de los alrededores, algo que os recomiendo salvo que vayáis muy pillados de tiempo.    





Podremos apreciar cómo el paso del tiempo, la tierra y la vegetación han cubierto las ruinas. Hay más de mil estructuras esperando a que haya dinero que las rescate del olvido.

Es fácil sentirse un explorador a lo Indiana Jones.




El terreno es blando y los árboles han aprendido a aferrarse al suelo. Fijaros en el tronco de este árbol, por ejemplo.    


Palenque, que fue designada Patrimonio de la Humanidad en 1987, está en Chiapas, en el extremo sur de México. La visité en mayo de 2010, en un viaje inolvidable.

Por lo visto, los conquistadores la encontraron ya abandonada (las ultimas construcciones son del 800), sin que nadie le prestara mucha atención hasta 1773. Las primeras fotografías datan de 1858.

La primera estructura que visité fue el Templo de las Inscripciones, bajo el que se descubrió la tumba del rey Pacal el Grande, una de las más importantes de Mesoamérica.







Es el único templo de esa parte de América en el que se han hallado restos mortales y como era de esperar la controversia está servida, ya que las dataciones parecen no coincidir. Los amantes de la teoría de los antiguos astronautas, entre quienes no me hallo, encuentran en ella motivos para sustentar sus tesis.    



Quedan algunos relieves, aunque la mayor parte de las piezas fueron trasladadas al Museo Alberto Ruz Lhuillier.    





La torre del observatorio se encuentra junto al Palacio del Gobernador, un laberinto de pasillos y estancias fruto de las sucesivas remodelaciones.    





Nos vemos en unos días, con la segunda parte.    

16 comentarios:

Carmen O dijo...

Me ha encantado, es impresionante. Talmente parece que vaya a salir Lara Croft por detrás de uno de esos muros.
Un saludo
Carmen

Laura. M dijo...

En plena naturaleza. Está muy bien conservado. Unas fotos preciosa llenas de contrastes. Nos venos en la segunda ;)
Un beso.

Senior Citizen dijo...

Ni siquiera había oído hablar de este sitio ni había leído nada sobre él. Impresiona un poco que queden tantas cosas por descubrir, tantos misterios enterrados desde hace un montón de siglos.

Nélida G.A. dijo...

Precioso lugar, me ha encantado.
A mi también el verde me puede :-) así que disfruté mucho de esa parte. Un lugar impresionante.
Y el resto de las fotos me gustan mucho, ese cielo sobre el Templo o La Torre es espectacular.
Sin duda un viaje muy bonito.
Nos vemos en unos días pues!!!! En la segunda parte.
Beso.

nélida dijo...

Imagino ha de ser una belleza explorar la selva y de pronto encontrase en medio de construcciones tan antiguas; como descubrir un tesoro.
beso

Mari Carmen dijo...

En verdad es fácil sentirse Indiana Jones allí! No conocía este yacimiento! Me ha encantado!

RosaMaría dijo...

Aquí estoy... recién llegada de las Termas de Río Hondo... Qué imponente todo lo que fotografiaste, ese árbol que desarrolló raíces en forma de aletas es muy curioso! Cuando tu fotografías la selva no parece tan abigarrada como cuando yo lo hago con un pequeño matorral...Hasta las nubes se unieron para enriquecer el enfoque de las ruinas, muy buen paseo! Hermoso. Gracias.

ñOCO Le bOLO dijo...


Una vez más nos muestras las riquezas de nuestro planeta, ya sean naturales u obra del hombre. Sin duda, un lugar impresionante.
Nos haces desear esa segunda parte. Aquí estaremos, esperando.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

unjubilado dijo...

Preciosas fotos, eso de ir con guía tiene que ser fabuloso, por supuesto siempre que el guía conozca bien su oficio.
Al principio dices textualmente "No hay guía de viajes ni fotos en Internet" he encontrado de las dos cosas, te muestro unas cuantas fotos, aunque por supuesto bastantes están repetidas.

Tawaki dijo...

Carmen O, es uno de esos lugares en los que todo es posible que suceda, son sitios de película.

Laura M. es difícil elegir entre tanta ruina azteca. Yo me quedo con todas, porque cada una tiene su encanto.

Senior Citizen, sorprende descubrir lo mucho que aún nos queda por conocer. Creemos que lo sabemos todo sobre nuestro planeta y nuestro pasado, pero lo cierto es que las lagunas son inmensas.

Nélida G.A., fue un viaje espectacular en el que cada día descubría algo sorprendente. Fue también muy variado e interesante. Mezclé naturaleza, historia y gastronomía. ¿Qué más se puede pedir?

Nélida, a los que somos de ciudad aún nos late el corazón con más fuerza. Parece que te hayas ido varios siglos atrás y que seas tú quien descubres las ruinas al resto de la humanidad. Emocionante.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Mari Carmen, toda esta parte de México es muy interesante, ideal para un viaje de descubrimiento en el que disfrutar de este bello país.

Rosa María, las nubes no quisieron perderse la fiesta, porque eso fue este viaje, un descubrimiento continuo en el que se ponía a prueba la capacidad de sorpresa constantemente.

ñOCO Le bOLO, es que vivimos en un planeta pequeño, pero muy diverso, con innumerables rincones bellos que descubrir. Cuanto más veo más me doy cuenta de lo que me falta.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Caminarsingluten dijo...

Tiene que ser impresionante el caminar entre estas ruinas, por esa selva, y sentir la historia que se acumula y todo lo que devieron de vivir sus habitantes.

Como siempre, gracias por hacernos viajar con tus textos y fotografías.

Saludos,

Ana y Víctor.

Alí Reyes dijo...

Una maravilla. Me impresionó el porcentaje de todo lo que está bajo tierra. a veces me pregunto...¿Cuánto tiempo pasará para que las ciudades donde vivimos y que tanto apreciamos lleguen a estar así? esto lo digo porque entiendo que ellos no pudieron lidiar con el problema de la demografía desatada, entre otras cosas

Tawaki dijo...

Caminar sin gluten, fue toda una experiencia. Es un viaje del que guardo muy buenos recuerdos y Palenque está entre lo mejor. Altamente recomendable para quienes amen la historia.

Alí Reyes, a mí también, no sabía que era tanto lo que faltaba por descubrir. Hay una serie llamada el mundo sin nosotros en la que se explica lo que podría pasar con la Tierra una vez que nosotros hayamos desaparecido. Fascinante.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

El Guisante Verde Project dijo...

Afortunadamente la gran mayoría de los restos sigue oculta. Lo digo porque en gran parte de los países, es la mejor manera de conservar el patrimonio. Caminar por ese enorme yacimiento síque debe producir una sensación de descubrimiento. Me recuerda a la que sentimos en la masificada Angkor (aunque es fácil perder a la mayoría de visitantes y encontrarse solo en la selva). Yucatán es un destino que tenemos aparcado, no se durante cuánto tiempo. Espero que sea breve.
Saludos!

Tawaki dijo...

El Guisante Verde, creo que están haciendo una buena labor para preservar las ruinas, evitando que la gente camine por todas partes, pero es difícil mantener a raya a la propia Naturaleza. Yendo por la selva te sientes como un Indiana Jones. Le tengo muchas ganas a Ankor y espero ir en los próximos tres años. Ya os pediré consejo. Yucatán debería estar en vuestros planes. Es magnífico, y estaré encantado de ayudados, basta con que me enviéis un correo.