martes, 28 de abril de 2015

Tahai II

Era nuestra última mañana en Isla de Pascua. Facturamos la maleta y tomamos un taxi al museo Sebastian Englert que reúne un puñado de objetos recogidos en la isla. Son pocos, pero las explicaciones están muy bien.

Volvimos caminando por la costa hacia la capital. Fue un paseo muy bonito junto al mar, admirando los mismos moai que habíamos fotografiado la tarde de la puesta de sol. Quedan algunas estructuras de piedra en las que los indígenas guardaban sus gallinas durante la noche.



Allí estaban los moai, iluminados por el sol de la mañana.    




El Ahu Ko Te Riku es uno de los pocos a los que han restaurado los ojos.    




Ahu Tahai nos mira desde su impresionante altura.    


Ahu Vai Ure, con sus cinco moai y el Océano Pacífico al fondo. Pensar en la cantidad de agua que hay hasta Tahití y luego hasta Nueva Zelanda me supera.    





El mar bate contra las rocas volcánicas.





Restaurados en 1974 por un arqueólogo norteamericano cuyas cenizas reposan allí, los tres ahus nos sirvieron de despedida a esta isla maravillosa. Por el camino quedan otros moai aún en el suelo.    


El cementerio luce sus mejores galas a la luz del día.    




Sin querer marchar, nos aferrábamos a Hanga Roa, a la que dedicaré una entrada aparte.    



Isla de Pascua está muy lejos y no será fácil que pueda volver, pero no descarto hacer escala allí en un futuro viaje por la Polinesia. Después de todo, soñar es gratis, viajar no tanto.  

18 comentarios:

Senior Citizen dijo...

¿Que son esas piedras pequeñas que hay delante de los moais, algunas con letreros? He repasado tu anterior post por si hacías alusión a eso, pero no hay nada.

Nélida G.A. dijo...

Soñar es gratis, y visitar tu blog también, además de una bonita manera de viajar.
Gracias!!!
Las fotos son preciosas, a la luz del día los Moai tienen también mucho encanto, y el lugar en general, todo.
El cementerio, y mira que suena extraño lo que voy a decir, me pareció hasta bonito.
Todo en esa isla me sorprendió, como te dije, tenía otra idea bien distinta.
Un beso.

ñOCO Le bOLO dijo...


Mejor, si cabe, que el post anterior. Son fotos vívidas y vividas, estupendas, que nos han permitido viajar contigo a través de tus ojos.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

Alí Reyes dijo...

Debo reconocer que sabes dónde y cómo tomar una foto alejándote de los lugares comunes.
Coincido en lo que dijo Nélida acerca del cementerio, es más, esa foto del cementerio con el arbusto de flores rojas en primer plano me pareció buenísima

Mari-Pi-R dijo...

Cualquiera deja este lugar tan hermoso de luces y monumentos.
Un abrazo.

nélida dijo...

He recorrido las dos partes de este precioso paisaje. Dije precioso? Maravilloso, exquisito. Imagino que ha de ser como estar dentro de un sueño. Te has pasado con las fotos!!
Los moais me dan la impresión de estar cuidando la isla de intrusos que desconocemos.
Besos

M. Carmen Cruz dijo...

Muchas veces he soñado con viajar a la isla de Pascua a ver los moais... pero como tú dices, está tan lejos... puff!! No sé si algún día tendré opción de ir...
Saludos

Carmen O dijo...

Que maravilla de viaje... voy a soñar con él, porque lo de ir me parece que no se me va a lograr, y es una gran pena.
Un saludo

Noushka dijo...

Seguro, viajar no es gratis!!
Pero ir a la Isla de Pascua es una experiencia que me gustaría hacer un día especialmente después de ver tus fabulosas fotos!!
Es otra cosa ver los moai en el día pera con el sol levantase o parándose es de otro mundo :)
Un abrazo de Francia!

Laura. M dijo...

Preciosas con ese mar de fondo un poco furioso.
Que bien se viaja y tranquilo contigo ;))
Buen fin de semana.
Un beso.

Teca M. Jorge dijo...

Dizem que a ilha de Páscoa é mágica! E pelas suas fotos e relato pude sentir de longe esta magia...

Um beijo.

aitor aitor aitor dijo...

Mágica isla que todos hemos soñado alguna vez visitar.
Ver cómo el sol va cayendo sobre el horizonte mientras imaginas mil leyendas frente a los moais, tiene que ser inolvidable...

Tawaki dijo...

Senior Citizen, como te puse por email, los ahus son sagrados y están restaurados. Creo que es una forma de aprovechar las piedras para evitar que los turistas los pisemos, al tiempo que sirven de decoración.

Néllida G.A., viajar es un vicio, una droga que ya no te suelta. Tuvimos mucha suerte esa mañana, con una luz preciosa. Es curioso, pero algunos cementerios merecen mucho la pena, y es inevitable pensar en cosas tristes al mismo tiempo. Debemos tenerlo muy dentro de nuestra mente.

ñOCO Le bOLO, esta luz me gusta más, porque el atardecer fue un tanto oscuro con tantas nubes.

Alí Reyes, se hace lo que se puede, y en paisajes tan bonitos como éste es fácil acertar. Gracias. Mi padre me enseñó que el rojo en primer plano da siempre profundidad a la foto.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Mari-Pi-R, eso me sucedió a mí, que la estancia se me antojó demasiado corta. De ahí mis ganas de regresar.

Nélida, los autóctonos creen que les protegen, aunque hay un grupo de exploradores que mira el mar, esperando quizás a que llegue más gente. Es una isla maravillosa, llena de misterios aún por desvelar.

M. Carmen Cruz, todo es cuestión de proponérselo. Ojalá lo consigas.

Carmen O, quien lo busca lo consigue. Hoy en día, aviones y agencias te acercan todo mucho más. espero que puedas ir.

Muchas gracias a todas por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Noushka, allí las aves eran mucho más pequeñas, pero disfrutan de un paisaje envidiable, guardado por los moai. Fue espectacular.

Laura M., me quedé con ganas de seguir hacia el oeste, a través de ese mar y descubrir más islas maravillosas.

Teca, en este caso, el adjetivo de mágico le viene que ni pintado.

Aitor, aitor, aitor, lo es. Le tenía muchas ganas y por fin pude cumplir mi sueño. Fue muy emocionante.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

RosaMaría dijo...

Menos mal que dices que todavía estás aprendiendo! Qué fotos hermosas! Nunca te vi de mar y estas me encantaron igual que la del caballo y la del cementerio... Todo muy instructivo. Gracias por el paseo y las explicaciones. Beso.

El Guisante Verde Project dijo...

¡Todos seguiremos soñando, jejeje!
Mira que estamos, hasta cierto punto, a ver imagenes de Pascua,y aun así, como impresionan.
Tiene que ser una experiencia memorable.
¡Saludos!

Tawaki dijo...

Rosa María, cuanto más sabes más te exiges, supongo, y más te das cuenta de los defectos. En este caso el paisaje disimula mis errores…

El Guisante Verde Project, lo es. En mi caso era un sueño largo tiempo ansiado, y sólo lamenté no haber tenido cuatro o cinco días más para explorar la isla con calma y en profundidad. Vimos lo más importante, pero ya que va uno hasta allí… Ojalá podáis cumplir vuestros sueños.

Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios.