viernes, 13 de febrero de 2015

Rinocerontes en Zimbabue

Los que me seguís desde hace tiempo sabéis que el de Botsuana y Zimbabue ha sido mi segundo viaje de safari fotográfico, ya que en 2010 estuvimos en el norte de Tanzania.

Fue allí donde vimos cuatro de los “big five” quedándonos pendiente el rinoceronte, que tampoco pudimos ver en los parques visitados en Botsuana. Como disponíamos de tiempo libre en Victoria Falls decidimos apuntarnos a un safari por una reserva privada llamada  Stanley & Livingstone en la que cuidan de estos animales.

Aunque la reserva es enorme, no es lo mismo que encontrarlos en plena libertad, sobre todo, porque los seis ejemplares adultos que aquí se hallan tienen los cuernos recortados con el fin de protegerlos de los furtivos.

Para quien no lo sepa, los rinocerontes, tanto los blancos como los negros, están en peligro de extinción, ya que los matan por el elevado valor de sus cuernos, que algunos creen tienen poderes afrodisiacos. Sólo en Sudáfrica mataron 1400 de estos animales el año pasado.

Estuvimos recorriendo la reserva, admirando animales que por ya vistos me impresionaron menos, y dejaron los rinocerontes para el final. Llevan dispositivos de seguimiento, así que nuestros guías sabían bien dónde encontrarlos.







El terreno sigue siendo bastante llano, con la típica arena del Kalahari.







Por el camino nos iban explicando cómo hacen lo imposible para proteger a estos animales de unos furtivos cada vez más profesionales y mejor preparados. Es una guerra a muerte en la que no se hacen prisioneros ya que cualquiera de los dos bandos dispara sin preguntar.

En el momento de nuestra visita tenían seis adultos y tres crías. Nosotros vimos a esta madre con la suya desde bien cerca.





Perfectamente conscientes de nuestra presencia, cruzaron por delante de nuestro vehículo, ignorándonos por completo.    



Muy a lo lejos vimos a otra madre con su cría y a otro rinoceronte adulto.    



Confiaba en verlos de cerca, pero parece que nuestros guías tenían otra intención, y antes de que nos diéramos cuenta enfilábamos hacia la salida. Fue una decepción, aunque entiendo que tampoco hay que atosigarles con los turistas.    


Espero volver a encontrarlos en estado completamente salvaje, y no me olvido de que aún tengo que ver los negros. Ya estoy deseando volver a marchar de safari.   

17 comentarios:

Caminarsingluten dijo...

Así da gusto, tisparar, y dispartar la cámara, disfrutando de la naturleza salvaje.

Tiene que ser muy emocionante.

Saludos,

Senior Citizen dijo...

Que pena que tengan que mutilarlos para evitar su muerte, pues el animal se tiene que sentir mal sin su mayor defensa.

Javier G. dijo...

Que animal mas soberbio. De crío era mi animal favorito cuando los demás optaban por el león. Todavía tengo los cromos y recortes que conseguía de este fantástico animal.
África tiene una atracción especial como bien decía el eterno Félix.

Saludos.

ñOCO Le bOLO dijo...


Admiro más tus viajes que tus fotos.
Admiro más tus fotos que tus viajes.
Ya no sé que decir, sr. viajero. Yo podría ir para decírtelo en persona... :)
En esa guerra a muerte prefiero que ganen los rinocerontes, y que mientras, se refuercen las penas para que hagan inviable esas matanzas, sin olvidar que los pueblos necesitan medios para sobrevivir.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

RosaMaría dijo...

Qué bonitos animales! Parece muy "pancho"(tranquilo)el rinoceronte.
La jirafa siempre dispuesta a mirar la cámara; qué pensará de "esos enanos raros con cajas delante de los ojos"? No te rías de mi imaginación... Las fotos de los árboles y el camino me encantan por su alineación y perspectiva. Apasionante paseo. Gracias y abrazos.

unjbubilado dijo...

Es una pena que masacren a los animales para su venta en aras de un alimento afrodisíaco, igual ocurre con los colmillos de los elefantes para la obtención del marfil.
Para compensarnos un poco podríamos preparar un facóquero a la brasa que de estos hay muchos y veríamos el panorama con mayor alegría.

Carmen O dijo...

Que maravilla de viaje, me encantaría hacer un safari fotográfico. Que chulería el rinoceronte que cruza la carretera jajaja parece que está posando. Estupendas fotos, para no variar ;)
Un saludo

nélida dijo...

Bellísimas las fotos!! Triste lo que contás. Aprenderemos alguna vez? El rinoceronte es un animal que se me antoja muy bello por lo extraño. Y mirando en modo pantalla las fotos, parece que en sus lomos tuvieran dibujado un mapa.

Laura. M dijo...

Así da gusto verlos en su entorno natural. Increible que les tengan que recortarle los cuernos para protejerlos del hombre.
Buenas fotos.
Un beso.

aitor aitor aitor dijo...

El ser humano siempre haciendo gala de su estupidez.
Por desgracia, en Africa se da esa terrible combinación que tanto daño hace al mundo y a la propia Humanidad. Por un lado la miseria y la necesidad y por otro, la posibilidad de conseguir un dinero muy necesario y "fácil".

No es fácil ver al rinoceronte negro aunque el Ngorongoro suele ser un buen lugar para intentarlo...

Ela dijo...

Nice to see these beautiful wild animals ! Greetings :)

Teca M. Jorge dijo...

Imenso, imponente e ao mesmo tempo simpático! Na escola, eu sempre gostava de desenhá-lo (embora nunca fosse boa com os riscos... ahah...)

Beijo.

Teca M. Jorge dijo...

Que interessante... depois que comentei aqui, me deparei com esta notícia: O desaparecimento do Rinoceronte-de-java .

Outro beijo mais.

M. Teresa dijo...

No sabía lo que comentas de Sudáfrica acerca de los rinocerontes, creía que estaba el tema más controlado. Por lo que veo, lamentablemente el poderoso dinero puede con todo.
Preciosas fotos, es una experiencia increíble poder ver de cerca un rinoceronte.

Saludos

Tawaki dijo...

Caminar sin gluten, es una maravilla para los que amamos ambas cosas, disparar con una cámara y disfrutar de la Naturaleza.

Senior Citizen, seguro que sí, pero es que de otra forma terminan siendo abatidos.

Javier G., África te engancha y ya no te suelta. Es tan diferente a lo que vemos a diario que es inevitable enamorarse.

ñOCO Le bOLO, gracias, sólo soy un turista al que le gusta hacer fotos y que disfruta la vida como puede. Sé que está mal el decirlo, pero aprecio más a los rinocerontes que a muchas personas.

Rosa María, no sólo no me río, sino que te comprendo. Debemos parecerles unos bichos muy raros.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Un jubilado, vale, pero el tiro se lo das tú, je,je. A ver cuándo aprendemos que los animales valen más vivos que muertos y se termina con ese exterminio injustificable.

Carmen O, todo es proponérselo, vacunarse y subirse al avión. Ojalá puedas hacerlo.

Nélida, me temo que nos costará aprender, como siempre. Es tan grande que además de los pliegues y arrugas de su piel se lleva todo tipo de arañazos.

Laura M. es mucho más divertido cuando los ves en estado semisalvaje. Ojalá puedan soltarlos algún día sin miedo a que los maten.

Aitor, Aitor, Aitor, y que lo digas. Nunca aprenderemos y la codicia siempre se impondrá por encima de la razón. Estuve un día entero en Ngorongoro, pero no pudimos verlos. Tengo una foto de uno, pero está tan lejos que apenas se aprecia.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

El, there are indeed very precious. I like them a lot.

Teca, es un animal muy entrañable a pesar de su tamaño, o precisamente por eso. Le echo un vistazo al enlace, gracias.

M. Teresa, es muy difícil defender tanto territorio de criminales tan bien armados que disponen además de más dinero. Me temo que llevará mucho tiempo tenerlo controlado.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.