domingo, 28 de abril de 2013

Córcega - Bonifacio

Mirando hacia Cerdeña, de la que está separada por el estrecho del mismo nombre, la ciudad de Bonifacio se encuentra en el extremo sur de la francesa isla de Córcega. Pasear por sus calles, detenerse en sus miradores y disfrutar de sus restaurantes es estupendo, pero hoy vamos a echarle un vistazo desde el agua.


Es por la mañana y hace un día soleado estupendo para navegar. La mejor manera de apreciar esta ciudad es desde el mar. Salimos del puerto y dejamos atrás la ciudadela y el faro de la bocana para dirigirnos hacia el oeste.





Nuestro barco se adentra en las pequeñas calas de aguas transparentes.



Pasamos junto a algunos yates, veleros de gente adinerada. Por la noche los veremos atracados en el puerto mientras damos cuenta de un buen pescado.


Los acantilados de piedra caliza se extienden a lo largo de la costa. Esta formación, en el extremo sur de la isla, se llama el timón de Córcega.



La reserva natural de Las Bocas de Bonifacio se extiende durante varios kilómetros. La ciudad queda 60 metros más arriba, al borde de los acantilados. Las escaleras del rey de Aragón la conectan con el mar.




El momento del día es idóneo para las fotos.






Regresamos a puerto, maravillados con esta parte de Francia.


13 comentarios:

nélida dijo...

Es precioso y las señores rocosos esas que están en medio del mar son unas mirones,¿o estarán vigilando a sus entusiasmados visitantes? jajjaa
Si fijás la vista vas a descubrir que tienen forma de rostro humano.
besos

RosaMaría dijo...

Qué belleza! Un paseo maravilloso, día espléndido, buenas fotos, naturaleza pura, qué más puedo pedir! Gracias por el paseo. Besos.

Senior Citizen dijo...

A este paseo solo le falta la brisa marina y el olor a mar para ser completo.

Leodegundia dijo...

Que preciosidad de lugar y que suerte tuviste con el día, bueno para el recorrido y bueno para lograr unas estupendas fotos.
En cuanto a la ciudad ¿no está demasiado cerca del acantilado?

Leodegundia dijo...

Que preciosidad de lugar y que suerte tuviste con el día, bueno para el recorrido y bueno para lograr unas estupendas fotos.
En cuanto a la ciudad ¿no está demasiado cerca del acantilado?

Roberto Ayape dijo...

Esta costa llama la atención por sus acantilados verticales, el color de la tierra y el de sus aguas.
Hace poco estuve trabajando sobre unas fotos de un amigo viajero, ayudando a editarlas y coincide que una de ellas esta sacada desde el mismo punto que esa primera foto tuya. Acabo de comprobarlo. Desde luego, la panorámica del acantilado es magnífica.

Un saludo,

GUILLE dijo...

Amigo Tawaki¿ como puedes con todo? me imagino el trabajo que supone estar pendiente del ambiente que te rodea buscando lo que quieres y luego revelar las fotos, clasificarlas, corregirlas y publicarlas. Para eso se necesita tener ciertas actitudes muy específicas y una delicadeza muy fina, como decimos por aqui tienes "duende"
Fotos como para una exposición son magníficas. Un abrazo Guille

GUILLE dijo...

Muchas veces me he preguntado cual es el momento ideal para hacer fotografias. Yo llevo a la calle una cámara pequeña en ristre, como llevaba Don Quijote su lanza y donde veia una imagen, un hecho,lo que sea le hacía una foto. Tengodos fotos del mismo lugar de la Sierra que se ve todo blanco, y la misma tomada,creo,desde el mismo lugar a horas más tardias me salió en rosa, como hacía Clod Monet.

Un saludo y buen fin de semana Guille

Tawaki dijo...

Nélida, es nuestro cerebro el que busca instintivamente semejanzas con rostros, pero el paisaje es espectacular, ¿verdad?

RosaMaría, quién pudiera navegar relajadamente en uno de esos veleros, descubriendo una cala tras otra.

Senior Citizen, tienes razón, blogger debería incorporar sonidos y olores, para que la experiencia fuese completa.

Leodegundia, la ciudad está al borde mismo del acantilado y ya veremos qué pasa según la erosión vaya avanzando, pero lleva allí varios siglos.

Roberto Ayape, está sacada desde un mirador, junto a un restaurante que es un poco caro. Todo el mundo va a ese mirador, así que no me extraña que hayamos coincidido.

Guille, de hecho no puedo con todo y últimamente estoy superado, pero fijar, las fotos y la relación con la gente son mis hobbies. En cuanto a cuándo es el mejor momento depende de lo que quieras conseguir. El amanecer y el atardecer, cuando la luz es más suave son los mejores momentos. La fotografía se basa en la luz.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Laura. M dijo...

Has hecho bien en darme un toque:)) como "desapareciste"
Esta me la había perdido. Una maravilla ese mar azul.
Ahora hemos visto los acantilados en Nazaré. Un pueblo precioso, y el mar...algo que adoro:))
Un beso.

Tawaki dijo...

Laura, es que fue todo muy repentino y aún tengo mucho trabajo, pero ya volveré cuando las aguas se calmen. Gracias por la visita.

Laura. M dijo...

Te esperamos:))
un beso

Tawaki dijo...

Laura, ya vuelvo a estar con vosotros. Gracias por esperarme.