sábado, 4 de febrero de 2012

Nueva Zelanda VII – Delfines

El avistamiento de cachalotes que mostré en la entrada anterior se complementó con una visita a un numeroso grupo de delfines. Seguimos pues en Kaikoura, Nueva Zelanda.


Como veis, son delfines relativamente pequeños. He buscado por la Red, porque había olvidado el nombre de la especie; son delfines oscuros, también llamados de Fitzroy. ¿Os habéis fijado en el color del agua? Lástima que estuviera tan fría.



Este tipo de delfín se caracteriza por formar grandes grupos y habita cerca de las costas del hemisferio sur, lo que facilita su avistamiento. Además de en Nueva Zelanda, lo podemos encontrar en Australia, Sudáfrica, Perú, Chile y Argentina. Se estima que sólo en Kaikora hay unos 12,000 (datos de 2004).






Los de aquí no pararon quietos. Rodearon la embarcación y uno no sabía bien dónde mirar. Nadaban muy deprisa, y fotografiarlos fuera del agua no era fácil.



Sacarlos en mitad de un salto requería estar muy atento y tener reflejos. El barco también se balanceaba lo suyo.



Una vez en tierra, dediqué algunos minutos a recorrer esta maravillosa costa de la isla del sur, pero eso lo dejaremos para otra entrada.



12 comentarios:

nelida dijo...

Delfines, son mi debilidad. Son bellos, tiernos, sensibles y tienen la ventaja de poder nadar en las profundidades del mar, ya quisiera ser uno de ellos.
Las ballenas me impresionan por su tamaño y cuando veo fotos así como las tuyas o de amigos que han tenido la oportunidad de avistarlas en el sur de mi país, quedo maravillada por lo inmensas y tranquilas que se muestran.
Post-acuáticos, un lujo.
besos

Sylvia Reguero dijo...

Desde luego el color es impresionante, y adornado con el baile de los delfines, todo un espectaculo.
Gracias por enseñarnoslo

Juanjo dijo...

Que impresionante debe ser delfines en su medio natural...y que bellos paisajes¡¡¡¡¡¡¡
Besos

Leodegundia dijo...

Hace poco me mandó mi sobrina fotos de una excursión que hicieron a la Península de Banks y allí vieron pingüinos, focas y delfines Héctor, iban en kayak y los delfines les pasaron rozando, incluso vieron una cría. Creo que fue un viaje inolvidable, supongo que lo mismo te habrá pasado a ti.

Tawaki dijo...

Nélida, a mí me encantan y me parecen además muy inteligentes. Pero no son tan tiernos. Hace tiempo vi un documental y su estilo de vida es mucho más agresivo que el que nos muestran en televisión. Me gustaría saber más, para poder habñar con conocimiento de causa. Un beso.

Sylvia, fue precioso y como iban tan rápido casi no sabías dónde mirar. Un beso.

Juanjo, Nueva Zelanda es la leche. Uno de los países más bonitos que he visto. Un abrazo.

Leodegundia, a mí me faltó tiempo para ver más cosas. Me gusaría volver alguna vez. Un abrazo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Antero dijo...

Hace poco vi un documental de Planeta azul y salían delfines devorandose pececitos como nosotros golosinas. No son tan tiernos pero también son unas de mis debilidades en cuanto a especie animal.

Una pasada estas entradas tuyas.

Un abrazo

Javier 16 dijo...

Una observación muy destacable y entrañable la de los delfines. Estoy seguro que los disfrutaste con regocijo y admiración, no es para menos, son criaturas realmente excepcionales. Lo del tema del barco es lo que no me mola en exceso, me marea tan sólo con poner el pie en ellos. No sé si tomando biodramina conseguiría erradicar el mareo, tendré que probarlo si quiero viajar en ellos aunque sea por la costa.

Saludos.

Roberto Ayape dijo...

Tuvo que ser una buena experiencia fotografiar estos delfines en su medio.

Que buen viaje el que muestras.

Saludos,

RosaMaría dijo...

Qué belleza! Unas fotos extraordinarias. Mi máquina está viajando en manos de mi nieta. Veremos que trae. Besos amigo

Tawaki dijo...

Antero, están entre mis animales preferidos, por su inteligencia y sociabilidad. Son fantásticos. Un abrazo.

Javier 16, pues aquí lo habrías pasado fatal, porque se movía bastante. Es una pena, porque con lo que te gusta la naturaleza disfrutarías un montón. Un abrazo.

Roberto Ayape, fue un viaje fantástico que no paro de recomendar, aunque también es cierto que pilla un poco lejos. Un abrazo.

Rosa María, seguro que trae muchas cosas buenas con tanto como hay que ver. Un beso.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Gabriel - casas en venta dijo...

esas aguas deben super frias... em encantan las fotos...

Tawaki dijo...

Gabriel, sí que está fresquita, pero aun así merece la pena darse un baño. Gracias por comentar.