jueves, 15 de diciembre de 2011

El fuerte de Bundi

Bundi es una pequeña ciudad (para los estándares de la India) en la que viven cerca de 90.000 personas. Está a 210 km de Jaipur, algo alejada de los circuitos turísticos, aunque el boca a boca va haciendo efecto y cada año la visita más gente. A mí me la recomendó un amigo y el sitio me encantó.

Los escasos turistas tenemos que recurrir a nuestro ingenio, porque no son muchos los que hablan inglés y como nuestro hindi era inexistente, tuvimos que ingeniárnoslas para llegar a los sitios. Los conductores de rickshaws que encontramos tampoco parecían saber leer un plano.

Era ya nuestro segundo día y habíamos decidido visitar el fuerte, el palacio y algunos depósitos de agua típicos de la zona. No queríamos que se hiciera demasiado tarde porque el calor ya apretaba y porque la ascensión se hace por un camino empinado.

Esta es la vista desde abajo, con el lago artificial llamado Nawal Sagar en primer plano, el palacio en el centro y el fuerte en lo alto de la colina.



Bundi está rodeada por las montañas Aravalli y el fuerte domina la ciudad como podremos ver muy pronto. De momento echamos la vista hacia arriba para ver el exterior del palacio. Nos gustaría entrar, pero preferimos subir antes y verlo luego a la vuelta.



La subida es empinada, pero de vez en cuando podemos detenernos para hacer algunas fotos. Aquí estamos ya a la altura de las murallas más bajas, y podemos echar un vistazo a la ciudad y al lago artificial desde donde hicimos la primera foto.




Una foto al palacio mientras tomamos aliento y seguimos subiendo hasta alcanzar una de las puertas de la fortaleza.




El interior está cubierto de maleza, porque como no hay muchos turistas aún tienen que restaurarlo. Nosotros estuvimos solos durante más de tres horas, acompañados únicamente por un par de hippies que tocaban en una de las torres.


La Lonely Planet aconsejaba hacerse con un palo, porque el lugar está plagado de monos y hay que tener cuidado con ellos. Estos dos estaban justo en el sitio desde el que quería hacer la foto y tuvimos un ten con ten hasta que cedieron y se marcharon.


Este es uno de los tres baorís o pozos de agua que hay dentro del fuerte que, por cierto, se llama Taragarh o fuerte de la estrella. Estos pozos tienen agua durante todo el año y son bastante profundos.



El fuerte es enorme, y estuvimos unas cuantas horas explorándolo. Nos sentíamos como Indiana Jones en busca de algún tesoro. Esta es la vista hacia el otro lado, para demostrar que subimos hasta arriba del todo.


Y otro pozo.


Y otra puerta más. Por supuesto, la franqueamos.


Aquí tuvimos que compartir el sendero con un grupo de monos que se portaron bien.



El fuerte fue construido en 1354, aunque el último bastión data del siglo XVI. Estuvimos curioseando por todas partes, imaginando qué era cada estancia.




También exploramos el otro lado de la colina, donde encontramos un pequeño templo. Ya que estábamos…





Y tomamos el camino de regreso, porque el día avanzaba y aún teníamos muchas cosas que ver.



Siento que la entrada haya quedado tan larga; espero que os haya merecido la pena.

***

¡¡¡FELICES FIESTAS!!!

13 comentarios:

Sylvia Reguero dijo...

Tiene que ser una sensación muy fuerte verte ante tanta magnitud y casi en soledad, bueno, peor por la compañía de los monos mira que son puñeteros y atrevidos.
Espero sigas contando . Besos

Juanjo dijo...

Impresionante tu reportaje,tu viaje y tus fotos
Enhorabuena
Besos

Basic dijo...

Idem, impresionate.

Leodegundia dijo...

Por supuesto que merece la pena pues el lugar es muy interesante y :-) además pudimos visitarlo sin cansarnos ni pelearnos con los monos.

Es pena que esté tan abandonado pero supongo que no son tiempos como para invertir en su arreglo. Por cierto, los pozos están tan verdes que parecen praos.

Felices fiestas.

Tawaki dijo...

Sylvia, menos mal que llevábamos el palo por si acaso. Disfrutarlo sin gente, caminando durante horas fue una experiencia. Besos.

Juanjo, muchas gracias, la India me gustó mucho y creo que hay que verla si se tiene la ocasión. Está llna de pequeños rincones aún por descubrir. Un abrazo.

Basic, aún queda mucho por restaurar, pero creo que conforme pasen los años la India subirá puestos como destino turístico. Cosas que ver no faltan. Un abrazo.

Leodegundia, yo me muero de sed antesque beber de esa gua, je,je. Para poder restaurarlo primero necesitan turistas que les dejen dinero. Por eso van tan lentos y por eso me fastidia que no sepan tratar a lo que vamos de visita. Pero hay lugares maravillosos y verlos así, sin restaurar tiene su encanto. Un abrazo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Javier 16 dijo...

Ha sido una visita alucinante y, en efecto, tienes razón cuando dices que tiene cierto encanto añadido el estado de semiabandono de la fortaleza. A pesar de todo, no deja de impresionar a los amantes de este tipo de visitas tan espectaculares.
Con que ganas me he quedado de estar allí, bueno, como siempre…A esto se le llama incitación.

No sé que problema tiene el agua estancada de la fortaleza. Aquí en España, se aprovecha el agua de verduras para hacer sopa. Allí no había nada más que echar los fideos.

Saludos.

nelida dijo...

Guuuaaauuu me encantó ese lugar, me gusta por lo agreste, lo salvaje, y me fascina ese fuerte, es raro, no es como lo que uno está acostumbrado a ver por ahí a la vuelta de la esquina jajja, de verdad, nunca había visto uno tan bonito y con tantos pozos de agua. El lago artificial me recuerda a mi Tajamar aquí en mi ciudad, buen recurso que utilizaron los jesuítas (lo construyeron los indios claro) para regadío de la zona y que ahora está dentro de los que es patrimonio histórico de la humanidad, que tul?
Bello muy bello post
Felices fiestas hip hip!!:)

Zara dijo...

Precioso, con ese aire mágico de ciudad perdida. Impresionante.
Besos

Antero dijo...

Que no te importe hacer entradas largas que los que venimos aquí lo hacemos con gusto y disfrutamos de tus comentarios sobre el lugar y las pedazo de fotos que nos muestras, (ampliadas son una pasada).
Me ha encantado el fuerte de Bundi y como tú dices, no es un lugar muy conocido.

¡¡Feliz Navidad a todos!!

Un abrazo

RosaMaría dijo...

Claro que valió la pena! Como todo lo que pones. Menudo paseo, tienes que estar muy en forma para semejante recorrido. Me encantaron las fotos, las construcciones impresionantes teniendo en cuenta los años que han resistido.
Un abrazo lleno de buenos augurios para ti y los que te rodean.

Senior Citizen dijo...

Lo que me admira es que parece que no tiene ninguna vigilancia. Aquí se lo hubieran llevado ya a trozos o estaría lleno de pintadas.

Caminarsingluten dijo...

Como siempre, es un verdadero placer el viajar contigo, y conocer esos lugares.

Nosotros también os deseamos una estupenda Salida y Entrada de Año, mucha Salud, así como que cumplan vuestros Sueños e Ilusiones en el 2012.

Besotes y abrazos

Ana y Víctor.

Tawaki dijo...

Javier 16, creo que habrías disfrutado buscando "bichos" por esas colinas. ¿El agua? No te entiendo bien, me temo. Un abrazo.

Nélida, hemos sobrevivido a las fiestas, que no es poco. Ojalá puedas hacer este viaje algún día y disfrutar de tan agreste naturaleza. Un beso.

Zara, me alegro de que te haya gustado. Un beso.

Antero, se agradece tu comentario. A veces procuro resumir un poco porque no sé si a los demás les interesa tanto como a mí. Un abrazo.

RosaMaría, muchas gracias a ti también. Da gusto tener lectores tan dedicados. Un beso.

Senior Citizen, no hay mucho que robar, tan solo las piedras, pero parece que ellos respetan más que muchos de nosotros su patrimonio. Un abrazo.

Caminarsingluten, espero que os haya ido bien en estas Fiestas y me alegro de que os siga gustando viajar virtualmente. Un abrazo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y feliz 2012.