lunes, 7 de julio de 2008

Egipto V: El Nilo



Considerado hasta hace poco el río más largo del mundo, ha sido desbancado tras el descubrimiento de nuevas fuentes en el Amazonas, aunque los egipcios responden orgullosos que el hecho es discutible y que de querer hacerlo, ellos también pueden remontarse más lejos. Lo cierto es que con sus 6700 km largos, el Nilo impresiona a cualquiera.


Su nombre proviene del griego, y significa Valle del río. Fue la columna vertebral de la civilización egipcia, un recurso vital que permitió el desarrollo de una cultura en un territorio que de otra forma habría sido inhabitable. Aún hoy continúa siendo el principal medio de transporte y fuente de vida y energía.

Apenas pude navegar unos kilómetros, desde Luxor a Asuán, nada que ver con las expediciones de los primeros exploradores, pero al menos fui testigo del cambio en sus orillas, de cómo la vegetación y los cultivos, abundantes y frondosos en el norte, iban cediendo su lugar al desierto. De los pueblos que pasaban ante nuestros ojos, el Egipto profundo y verdadero, que no vemos la mayoría de los turistas.





No recomiendo ir en Semana Santa, porque hay demasiados barcos y al pasar por las esclusas se pierde mucho tiempo. Mientras hacen cola, los vendedores aprovechan para rodearlos y tomarlos al asalto.



Venden muy barato, pero lo que no se necesita es caro. Yo prefiero fijarme en las falucas.



El reflejo de algunas las hacen parecer grandes pájaros, otras se acercan curiosas a nuestro barco y pronto quedan atrás, rezagadas.



Ya no hay inundaciones cada verano, y el limo ha dejado de fertilizar las tierras egipcias, al menos de forma natural. El curso está regulado por la gran presa de Asuán, terminada en 1970 después de diez años de trabajo.

Desde el aire es como un mar interior, el Lago Nasser es inmenso, mucho más grande de como había imaginado. Un embalse que guarda varios templos en su interior, aunque los más importantes pudieron ser rescatados a tiempo de las aguas, gracias al esfuerzo internacional. Otro día subiré fotos de Abu Simbel.

Me habría gustado seguir remontando el río. Llegar al
Lago Tana, fuente del Nilo Azul, en Etiopía, y al Lago Victoria, que pertenece a Uganda, Tanzania y Kenia. Quién sabe, quizás lo consiga algún día y pueda encontrar el espíritu de los grandes exploradores como Speke, Burton, o Stanley. Qué tiempos aquellos.

21 comentarios:

Sylvia Reguero dijo...

que sensación de placidez ,despues de tanta arena, como siempre esplendido reportaje ¡gracias!

Dédalus dijo...

Me retrotraen tus imágenes y comentarios, al viaje de quince días que hice a Egipto en los 80. Viendo las fotos, nada parece haber cambiado; continúa siendo, a pesar de los cruceros, ese enorme y plácido remanso de paz que milenariamente sólo era surcado por las modestas falucas.
Precioso, Tawaki. Gracias por el recuerdo y por esta cierta emoción contenida...

Leodegundia dijo...

Por fin continuamos viaje y desde luego elegiste una ruta maravillosa. Es impresionante contemplar el Nilo desde el aire y ver tanto verde en dos bandas a ambos lados del río y luego de golpe a continuación la arena.
Yo hice un recorrido en falúa por el Nilo y fue algo para recordar toda la vida, se deslizaba suavemente empujada por la brisa en medio de un silencio total aunque esto aprezca mentira en lugar tan ruidoso, fue un atardecer de ensueño.
Magníficas fotos.
Un abrazo

DaLis dijo...

Holaaaaaaaa!!!tiempo sin venir..pero sin olvidarte!!!!!bello e interesante ese viaje a Egipto!!!!sin palabras!!!! un abrazo

Mari Carmen dijo...

Qué agradable, Tawaki. Debe ser una maravilla pasear por esas aguas. Y sí, es cierto que entre la capital y el campo, la vida rural, hay un mundo, muchísima diferencia en modos de ver la vida y de llevarla, de pobreza, de costumbres...

Un viaje estupendo, Tawaki :)

Un abrazo

Tawaki dijo...

Sylvia Reguero, algunos ya tenía sed. Espero traer algo diferente dentro de unos días. Gracias a ti y un beso.

Dédalus, 15 días, y en los 80, seguro que con menos gente que cuando estuve yo. Gracias a ti y un abrazo.

Leodegundia, ya era hora, es que estuve muy liado. Espero subir algo nuevo sin haceros esperar tanto. A mí me quitaron la excursión porque había demasiada gente. Gracias por pasar y un abrazo.

Dalis, me lo pasé muy bien y tengo muchas más fotos, pero vamos a cambiar de tercio, aunque aún desconozco dónde os llevaré. Gracias y un beso.

Mari Carmen, el Egipto que se enseña a los turistas no es el real. Creo que hay menos diferencias que en otros países, pero existen. Gracias por tu visita y un abrazo.

SOMMER dijo...

Algún día en mi vida, espero que más pronto que tarde, nadaré en el Nilo. Qué quieres, es una ilusión de niño....

Abrazos

LOOLA dijo...

Y yo sin vacaciones... ^^

Besos brujos!

Gitana dijo...

siiiiiiiiiiiiii!!!!!!!! lago tana!!!!!!!!!! mi lago!!!! porque es míoooooo!!!! esta en etiopía!!!!!

Tawaki dijo...

Sommer, pues asegurate de hacerlo fuera de Egipto, porque nos dijero que puedes coger una infección de piel. No parece que esté contaminado a simple vista, pero por lo visto es peligroso bañarse en él. A cambio de haberte quitado la ilusión te recomiendo una cervecita mientras lo navegas. Un abrazo.

Loola, ya, tienes muchas pócimas que hacer por lo que veo. Que te sea leve, amiga. Un beso.

Gitana, bueno, a partir de ahora te llamaremos Gi-Tana, ja,ja. Espero que me lleves algún día por tus dominios.

Besos.

Muchas gracias a los tres por vuestros comentarios.

Yo! dijo...

Gracias por estos viajes, wow hermosas fotos, parecen de sueño pero es toda una realidad donde has tenido la fortuna de visitar. Inmenso, tranquilo pero a la vez imponente. Un besote!!

jucaralva dijo...

Comparto la opinión de tus visitantes: esta vez parece ser un paréntesis en el imperio de los templos y pirámides... y es la sensación de tranquilidad que desprenden las fotos y tu relato lo que lo hace más singular.
Gracias por compartirlo y un abrazo.

Tawaki dijo...

Yo! es un placer compartirlos con vosotros, sobre todo con los que vivís más lejos, y me alegro de que te gusten. Muchas gracias por tu visita y un beso.

Jucaralva, ya habíamos respirado bastante arena, ¿no te parece? Ahora nos vamos a Francia. Muchas gracias por tus palabras.

Caminarsingluten dijo...

Gracias por relatarnos este estupendo viaje por el Nilo, y por esas estupendas fotografías de las falucas.

Este es uno de los viajes que nos gustaría hacer algún día.

Un abrazo,

Ana y Víctor.

Tawaki dijo...

Caminar sin gluten, pues si algún día os decidís será un placer quedar con vosotros para ayudaros a planificarlo. A mí me encantó y volveré a publicar más cosas un poco más adelante. Un abrazo.

Ana dijo...

Me encantó evadirme en las aguas del Nilo y casi me sentí exploradora también :)
Un abrazo

Tawaki dijo...

Ana, en mi caso explorador de pacotilla, porque desde la cubierta de un crucero, con una cerveza en una mano y la cámara en la otra se explora todo muy bien, ja,ja. Volveremos a Egipto, pero dentro de unos meses. Un beso y gracias por viajar conmigo.

Sandyteje dijo...

Saludos amigo desde Venezuela... yo soy una aficionada apasionada por la fotografía... preciosas imágenes y una buena lectura hace amena la visita...

Tawaki dijo...

Sandyteje, bienvenida. Muchas gracias por tus palabras. Por lo que veo tienes un montón de blogs, así que les iré echando un vistazo. Muchas gracias por tu visita y un saludo.

Cyllan dijo...

Esas falucas tan bien retratadas parecen levitar sobre el río, que placidez transmiten.
Me mata lo horizontal de tus horizontes uuff, que bueno.

Tawaki dijo...

Cyllan, a mí me parecen un poco como si estuvieran pintadas al óleo. Ya que estaban allí decidí trérmelas de recuerdo. Un abrazo.