miércoles, 30 de noviembre de 2011

Jama Masjid

Fue nuestro primer monumento en la India. Habíamos aterrizado la noche anterior en Delhi y ese día teníamos visita organizada por el centro de la ciudad. También fue aquí donde empezaron a tocarme las narices los indios, porque tuve que pagar por las dos cámaras de fotos, a pesar de que sólo estaba usando una de ellas. No es por el dinero, que fue poco, sino por el feo detalle que tuvieron.





Jama Masjid significa Mezquita del Viernes y es la mayor de toda la India. También es la última obra arquitectónica encargada por Shah Jahan, el mismo emperador mogol que ordenó la construcción del Taj Mahal y de varias mezquitas en Delhi, Agra, Ajmer y Lahore.

Se encuentra enfrente del Fuerte Rojo, muy cerca de la bulliciosa Chandni Chowk, una amplia avenida donde se apiñan vendedores ambulantes, conductores de rickshaws y gentes de todo tipo y condición.





Tiene un patio principal en el que caben 25.000 personas y se empezó a construir sobre una colina en 1650, durando los trabajos siete años. El coste se estimó en un millón de rupias. Las placas de mármol explican cómo fue su construcción.




Tiene tres puertas, cuatro torres y dos alminares de 40m de altura que están decorados con franjas verticales alternas de arenisca roja y mármol blanco.



La sala principal de oración tiene tres cúpulas en mármol blanco y negro que están coronadas por un extremo en oro.



Se pueden subir los 130 escalones del minarete sur para disfrutar de vistas como estas.





 (Algunos datos los he obtenido de la Wikipedia y de la Lonely Planet)